Mariposas en la cabeza

“Dicen que uno se comienza a curar cuando el primer pensamiento de la mañana deja de ser para él.”

El Tiempo entre Costuras

 

¿Cómo se puede dejar de amar a la persona equivocada? ¿Es posible? ¿Algún día se me quitará este dolor?

Son preguntas que nos hacemos inmediatamente cuando terminamos con alguien a quien amamos y no es la persona que corresponda a nuestros sentimientos. Para estas preguntas, la respuesta es simplemente “sí” aunque al principio no nos parezca.

Dejar de amar es difícil, pero no imposible. Muchas veces pensamos que nunca podremos dejar de amar a esa persona cuando decimos “siempre te amaré”, o que nunca podremos olvidarle. El amor y el olvido son dos cosas diferentes. El amor se transforma, y así como generamos un amor “imaginario” (ya que esa persona no nos correspondió o fue la persona equivocada) de la misma manera ese amor se podrá convertir en otro sentimiento que podemos confundir como recuerdo, como “algo” que sucedió, como una “lección”, pero no como amor. Por su parte, el olvidar a una persona que se amó, -si es que fue un verdadero amor- es algo que nunca sucede, en mi opinión. Su recuerdo permanece, sucedió y ahí se queda en la caja de tu memoria donde archivas los recuerdos. No obstante es muy diferente, cuando estos recuerdos ya no te hacen sentir mal, ya no te hacen llorar, o querer llamarle, o ponerte triste. Recordar es algo que no puedes controlar, lo que sí puedes controlar es cómo te sientes cuando recuerdas a esa persona.

Y aquí viene lo que he comentado anteriormente en otras entradas, como en “El peligro de enamorarse de la persona equivocada”. El “amor” que sentimos por esa persona -equivocada- fue inventado por nuestro propia mente, por nuestras propias ganas de “enamorarnos” de alguien quien no corresponde a lo que buscamos, de alguien quien no nos valora, quien no tiene un sentimiento digno y amoroso hacia nuestra persona. Entonces resulta que en esa fantasía, después de que termina, seguimos recordando cómo nos hacía sentir y nos pone aún más tristes, haciendo un círculo vicioso. Cuando en realidad, lo que tendríamos que hacer es poner en completa racionalidad qué te daba ese “amor” y cómo te hacía en sentir -por lo general mal y triste-  para hacerle consciente a tu mente que así ya no te quieres sentir. Este es el punto de inflexión donde ese “amor” imaginario, se comienza a transformar y pasar de ser una fantasía a la realidad.

La transformación del “amor” imaginario que le tuviste a esa persona que amaste tanto, no sucede de la noche a la mañana, es un proceso que depende mucho del autoconocimiento; está basada en la honestidad contigo mismo, de lo que quieres en realidad en tu vida y también de lo que estás dispuesto a dar o no por “amor”.

Terminar una relación, ya sea con una pareja, un trabajo, una amistad, etc., es un duelo que hay que vivirlo y sentirlo -por un tiempo- mismo que determinamos cada quien según la importancia. No obstante, ese duelo no puede ser permanente, y el dejarlo es cuestión de decisión. Es por ello que estoy muy a favor de que la gente llore una pérdida, es muy válido que se llore por el dolor de haber terminado una relación que amaba tanto, en su fantasía o no, sin embargo, también esa parte merece el tomar una decisión de no más llorar, no más dolor y continuar con la vida, ya que creo que el dolor es finito. Es como una grifo de agua, no puede estar abierto todo el tiempo desperdiciándola porque un día se acabará, alguien tendrá que tomar la decisión de cerrarlo para cortar el agua, y ese alguien eres tú mismo.

Todo duelo tiene un tiempo de caducidad, no puede ser permanente, porque nada en esta vida lo es.

Una vez que tomaste la decisión de terminar tu duelo. Cuando dejas de pensar con la fantasía de ese “amor” hacia la persona equivocada comienza la transformación y con el tiempo te deja de doler.

La transformación de ese “amor” en otro sentimiento, que no es amor, pero que cada quien lo definirá de acuerdo a su experiencia, viene acompañada de un “baño” de verdad. Es ubicar esa fantasía en la realidad del hoy y el ahora; es dejar de pensar en el “si me hubiera querido, si estuviéramos juntos, si me quisiera” a centrarse en que esa persona no te quiere, no está contigo y tal vez nunca lo haga, pero sobretodo en preguntarse a sí mismo:

¿Es eso realmente lo que quiero para mí? 

Esta es la pregunta clave donde comienza la transformación, ya que es un diagnóstico que nos permite descubrir si esa fantasía es realmente lo que queremos en nuestra vida, lo que en realidad queremos, sin autoengaños, sin tejer historias que nunca sucedieron, ni sucederán. Es voltear al pasado y “ver” la verdad de los acontecimientos, de los sentimientos, de las circunstancias. Por ejemplo, si esa persona te maltrataba, te golpeaba, se enojaba contigo sin sentido, es “ver” que en realidad era eso, sin darle excusas de culpabilidad, quitando frases como “me lo merecía”, “es que yo lo provoqué”, es “ver” los hechos como son y como fueron. Un engaño, una traición, un maltrato,  una grosería, son eso y nada más. Es aquí donde viene la pregunta: “¿Es eso realmente lo que quiero para mí?”

Un buen ejercicio para este diagnóstico es escribir los momentos cuando esa persona te hizo sentir triste, con honestidad y sin justificaciones. Y por otro lado los momentos más lindos. Los malos momentos, son cuestiones que obviamente no quieres en tu vida, no obstante esa persona no los va a cambiar, porque ya los hizo y es altamente probable que los vuelva a hacer. Con respecto a los buenos momentos, también fueron episodios de alegría que no cambiarán, pero quedarán ahí como un recuerdo lindo, intacto que te hicieron sentir bien en su tiempo. Tú mismo tienes la decisión de quedarte con la persona que te genera más momentos tristes que alegres, porque aunque pase el tiempo, y esa persona en algún punto de su vida se arrepienta de todo el daño que te hizo, resulta que no cambió del todo.

Por ello, es muy importante trabajar en este proceso de transformación, el cual te permite que el dolor de recordar a la persona -equivocada- que amaste tanto, vaya disminuyendo, tal vez poco a poco, pero sí efectivo. Será muy diferente cuando el recordar ese “amor” esté acompañado con su dosis de verdad y de lo nocivo, a que esté acompañado de la fantasía en que solíamos vivir.

Cuando este proceso avanza, y comienzas a recordar que todo lo que viviste con esa persona equivocada es justamente lo que no quieres para ti, comienzas a cambiar, a elegir y saber realmente lo que sí quieres para ti y sobretodo a darte cuenta que, en caso de que te vuelvas a encontrar a esa persona, y se arrepienta por todo, en realidad no cambió, te das cuenta que tú cambiaste y que lo que ofrece ya no es lo que tú quieres.

Algunas recomendaciones para trabajar en este proceso donde el amor se transforma a otro sentimiento, que no es amor, que no es odio, que no es rencor, es simplemente un recuerdo que te deja de doler, que ya no tiene un sentimiento apasionado. Estos ejemplos, me han funcionado para quitarme el dolor de haberme enamorado de la persona equivocada en su momento, y por eso lo tengo comprobado. Si realmente quieres comenzar a dejar de amar, puedes iniciar realizando lo siguiente:

  1. Cero contacto (no llamadas, no correos, no redes sociales, nada)
  2. Autodiagnóstico de ¿cómo quieres una pareja?
  3. Mantén tu vida más activa
  4. Centra tu universo en ti mismo
  5. Haz nuevos proyectos
  6. Racionaliza las cualidades y defectos de esa persona
  7. Haz una lista de los atributos que tienes y de lo que ofreces como pareja
  8. El pasado atrás quedó
  9. Darle a tiempo que haga su trabajo
  10. Ponerle fecha de caducidad al duelo

Nada dura para siempre, ni el dolor, ni el llanto, ni el sufrimiento. Si tú quieres, encontrarás a un persona ideal para ti, sólo es cuestión que le dejes ver tu sonrisa. Una sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.

Cuando mi maestra de flamenco, Andrea Salcedo nos dijo que La Tati  iba a venir a México yo pensé que era una gran idea para tomarme una foto con ella pero nunca me imaginé que venía a darnos clase y que tendría la oportunidad de verla en vivo con todo su arte para enseñarnos el flamenco de raíz. No lo podría creer. Estuve contando los días y entre más se acercaba el 16 de abril, más me emocionaba.

Imagínense que van a conocer en persona a su mayor ídolo de lo que más les guste, pero que solamente lo han visto en videos de YouTube, fotos o películas, y esta vez que lo tendrían frente a frente les va a enseñar cómo logra la maestría en su arte.

Es como si para los amantes del futbol, que lo practican y que son fans de Messi, viniera él desde España a enseñarles cómo le pega al balón para anotar esos golazos. Para mí, La Tati es para el flamenco lo que Leonel Messi es para el futbol: un prodigio sin igual.

Francisca Sadornil Ruiz La Tati es bailaora y la maestra de maestras (literal) del flamenco en la actualidad. Tiene más de 45 años bailando de los cuales lleva 33 años dando clases en la mejor escuela de flamenco del mundo: Amor de Dios, de la que también fue pionera para su fundación. Ha bailado con los más grandes del flamenco como Camarón de la Isla –mi cantaor favorito- Tomatito, Manolo Caracol, Gitanillo de Triana, el Capullo de Jerez, Terremoto, Niño Ricardo, Fernanda y Bernarda de Utrera, La Paquera de Jerez, Mario Maya, El Güito, Trini España, Paco de Lucía, Paco Cepero, Cristina Hoyos, Carmen Amaya, Matilde Coral, entre otros. Se ha presentado en los tablaos más importantes, como Torres Bermejas “la catedral del flamenco”, Zambra, El Corral de la Morería, El Duende, Los Canasteros. Ha recorrido prácticamente todo el mundo bailando desde la época dorada del flamenco en los setenta y ochenta. Ha salido en programas de televisión, festivales, cumbres flamencas, bienales, y ha hecho obras de teatro como La Casa de Bernarda Alba que ella misma produjo con su compañía. En 2009 la UNESCO la reconoció como patrimonio cultural español.

En la academia donde tomo clases, mi maestra que fue su alumna en Amor de Dios tiene enmarcada una foto blanco y negro de La Tati en una pose que expresa fuerza con los brazos al frente cobijada por su mantón. Cuando le pregunté a mi maestra cómo debía terminar un paso que me estaba aprendiendo, me enseñó la foto de La Tati y me dijo “así tienes que terminar” ahí la vi por primera vez. Después investigué más de ella en internet y se despertó en mí una gran admiración, se convirtió en mi referente del flamenco, en la mejor bailaora que jamás haya visto, en un ejemplo de cómo se baila el flamenco de verdad. Nunca me imaginé que la conocería en persona y menos que tomaría clases con ella.

La Tati vino a México para impartir un curso en Guadalajara y otro en Mérida y mi maestra la convenció de que también nos diera un curso intensivo durante toda una semana en la Academia Los Zagales, lo cual se lo agradezco enormemente porque sin esa iniciativa esto no hubiera sucedido, ni siquiera esta entrada.

El lunes 16 de abril llegué a la clase cuando la estaban presentando, así que no tuve tiempo para saludarla inicialmente y decirle lo contenta que estaba de conocerle. Honestamente fue difícil poderme concentrar por la emoción. Tenía ganas de llorar pero me contuve. Tenía en frente a La Tati, la legendaria, la grande, la única, la que ha bailado con los más grandes de los grandes y no me iba a poner a llorar. Con la guitarra en vivo y su voz rasposa comenzamos en uno-dos el movimiento de los tacones para armar una pequeña coreografía de tangos. El salón estaba llenísimo, éramos como unas 18 mujeres, pero nos teníamos que hacer espacio para ver los tacones de La Tati.

“¡Levanten los tacones!” nos decía. “Así -golpe, golpe, golpe- que yo tengo 20 ó 40 años más que ustedes y los levanto más”. Era cierto. Cuando La Tati zapatea, en la agilidad de sus pies no existe edad física.

“Silencio”- Nos callaba La Tati al menor ruido o cuchicheo. Una clase es para estar en silencio aprendiendo, pero honestamente tenemos muy mala costumbre de estar hablando siempre. “Primero observa, no lo hagas, sólo viendo primero puedes aprender” Esa era la disciplina de La Tati  y tenía razón “si lo hacéis al mismo tiempo que yo, me imitáis nada más y no comprendéis el paso”. Sólo podía estar con los ojos abiertos y todos mis sentidos puestos en cada movimiento que hacía. Boca cerrada, neuronas atentas, brazos y pies haciendo lo que La Tati decía.

Con su pañuelo en la cabeza y sus ojos claros brillosos nos cantaba por tangos:

Por los palitos, los palitos que le daba,

por los palitos, los palitos que le dio,

por los palitos, los palitos le daba,

que le daba, que le dio…

Les dejo unos tangos de La Tati.

Debo reconocer que este es uno de los temas que más me intriga y en diferentes ocasiones me ha motivado a recurrir a experiencias propias y de terceros para descifrar qué sucede cuando decimos “Te Amo”.

Si alguna vez han sentido eso que no se puede explicar pero que todo mundo lo conoce como amor (de pareja) hacia otra persona, hayan sido correspondidos o no, saben lo difícil que es el tema de decir un “Te Amo” en la relación. Siempre nos quedamos en esa incertidumbre, tanto quien lo dice como quien lo escucha, de saber si hicimos lo correcto o no, pero sobre todo, nos intriga saber qué pasará después, cómo reaccionará la persona a la que se lo dijiste y también las razones que tuviste para decirlo, si el tiempo fue el adecuado o no, o si fue demasiado pronto o el temor a que la otra persona no sienta lo mismo, sobre todo si es la primera vez que en la relación existe un “Te Amo”.

Quiero exponerles las dos versiones, la de las mujeres en general, qué pensamos cuándo decimos “Te Amo”, qué nos motiva a decirlo y todo lo que significa; y por otro lado, la versión de los hombres, cómo se sienten cuándo lo dicen, cuándo lo escuchan, qué están pensando y cómo reaccionan.

Cuando las mujeres decimos “Te Amo”

Es verdad cuando los hombres dicen que las mujeres nos entusiasmamos demasiado rápido -que somos muy intensas- y que a lo mejor cuando decimos “Te Amo” nos anticipamos un poco a la situación y vemos las cosas diferente a ellos.

Cuando las mujeres decimos “Te Amo” lo hacemos de una manera cierta y verdadera PERO no necesariamente significa que ya queremos casarnos, una casa, camioneta, tres hijos y un perro; de hecho, esta idea es la que hace que los hombres huyan porque ellos creen que nosotras queremos eso, y no, no es así. Cuando decimos “Te Amo”, a las mujeres nos gana la emoción, nos sentimos de una manera fascinadas de lo que estamos viviendo en ese momento, de un gesto amable, de cómo nos abraza, de ese charmant que tiene, de esos detalles que nos da, y así soltamos sin más un “Aaaaahhh Te Amo”. Es como el resultado de un ensueño que nos está sucediendo, así como cuando despiertas con una sonrisa por las mañanas, es algo más natural, lo decimos sin pensarlo, lo cual no significa que no lo sintamos sino que lo decimos porque lo sentimos en un mood embelesadas por todo lo lindo que está pasando. No necesariamente pretendemos que el “Te Amo” dure para toda la vida, ni siquiera sabemos bien en qué terminará, pero lo que sí sabemos es que en ese momento nos sentimos como en una nube de algodón rosa: flotando.

¿Qué pasa cuando a nosotras nos dicen “Te Amo”? Nos lo tomamos muy en serio. Es cierto, cuando un hombre nos dice que nos ama, nos quedamos estupefactas y si también lo amamos, brincamos de alegría por todos lados y con las endorfinas a tope. Si la persona que nos lo dijo, no nos interesa, el resto es un millón de posibilidades: entre las que podemos aplicar el “mejor como amigos” –y así él no pierde la esperanza- o nos escabullimos como ellos para evitar cualquier cruce de palabra con la persona o nos aprovechamos (cruelmente) –sí, hay mujeres que lo hacen- de él para que nos lleve, nos compre, nos regale, nos acompañe, etc.

Cuando los hombres dicen “Te Amo”

Cuando escuchamos que un hombre nos dice “Te Amo” nos creemos el cuento completo, creemos que quiere estar con nosotros para toda la vida, que somos la mujer de su vida, que nunca ha amado a nadie más, que nos debe fidelidad absoluta por los siglos de los siglos y que sus ojos sólo verán tu rostro, como los caballos de carrera que sólo miran hacia adelante. Y no necesariamente es así, pues luego nos sorprendemos de por qué fue infiel o hizo algo malo o lo que sea, si nos dijo “Te Amo” ¿nos mintió? No.

Por lo general, los hombres si dicen algo es porque lo están pensando. “Tengo sed, tengo hambre, tengo sueño, estoy cansado, no quiero, se te ve mal, estoy caliente, no quiero ir”, etc. Son frases tan literales, como “El libro es rojo” y se deben entender así.  Si un hombre nos dice “Te amo”  es porque en verdad lo siente, y si no nos lo dice es simplemente porque no lo siente, y bien valdría aprender de ellos eso. Un hombre se piensa mucho en decir “Te amo” créanmelo. Para ellos no es algo fácil que se toma a la ligera, porque cuando lo dicen, ellos mismos saben que su corazón está expuesto y son vulnerables. 

A diferencia  de la mujeres, los hombres se toman su tiempo para decirlo, pero depende de cada uno el significado y la manera en que lo lleve a cabo. Hay hombres que dicen amar PERO su significado de amor, difiere mucho al que estás pensando y ahí está la discrepancia. Las mujeres solemos creer que un “Te Amo” implica muchas cosas y significa lo que estamos pensando o desando y no necesariamente es así. Tal vez él te ama, sí, pero no quiere decir que haga las cosas como tú quieres o que sea de la manera en que te imaginas, sobre todo, si hay evidencia que en los hechos, las cosas que él hace,  pareciera que un “Te amo” es una burla. No lo es. Un hombre dice “Te Amo” en el momento en que lo siente, por el momento mismo, falta saber si su significado confirma con hechos sus sentimientos.

Por otro lado, también hay hombres que jamás lo dicen, por cultura, educación, machismo, traumas o por lo que ustedes quieran, no obstante creo que aunque los hechos hablan más que las palabras, sí es importante decirlo. Si no lo dice, es que no lo siente. Y si lo siente, ¿por qué no lo dice?

¿Qué pasa cuando a un hombre le dicen “Te Amo”? En el peor de los casos -que suele ser lo más recurrente- si a él le dicen “Te Amo” y no está interesado, huye. Por lo mismo que les mencioné párrafos anteriores, pues los hombres piensan que las mujeres cuando lo decimos casi escuchamos “Boda” y “campanas”. En el mejor de los casos, es que él lo toma con tranquilidad y si la relación continúa lo dirá a su tiempo, mientras, lo sigue disfrutando.

El tiempo es un factor determinante para decir “Te Amo”. ¿Cuándo hay que decirlo? No lo sé. En lo personal creo que hay que decirlo cuando lo sintamos. La primera vez que dije “Te Amo”  pensé que lo había dicho demasiado pronto, y me retracté. Pero después me dije: “No te preocupes, estuvo bien y qué bueno”. Qué bueno para mí porque quería decirlo y no me quedé con las ganas, porque lo sentía y quería vivir al máximo. Cosas de la vida, esa relación no prosperó. En lo personal, prefiero ser cautelosa al decir “Te Amo”, para mí son dos palabras que no se dicen a la ligera, o al menos no deberían.

He aprendido que hay que decírselas a las personas que en realidad se las merezcan, y guardarlas cuando sintamos que no.

A lo mejor eso tenemos que aprender de los hombres que son muy cuidadosos al decirlas. He tenido parejas a las que jamás se las dije porque sabía que esas palabras eran demasiado.

Para mí un “Te Amo”  es como si abrieras el cofre de oro del corazón y su contenido lo ofrecieras a esa persona. 

Me sorprende cómo me he sentido ahora al decir “Te Amo” , pues lo siento totalmente diferente a las veces anteriores, aunque sean las mismas palabras. Antes creía que ese “Te Amo” que dije por primera vez, era lo más fuerte que jamás había sentido pero no, porque ahora el “Te Amo”  que le digo a mi novio Sqkzble es lo más fuerte que he sentido. ¿Será a caso que nuestros sentimientos se congelan en el tiempo junto con esa idea que teníamos del amor a esa edad, en ese momento en que dijimos “Te Amo”?

Tal vez sí, pienso que la que yo era en ese tiempo, en esa edad que por primera vez dijo “Te Amo” era la versión que construí y ahora es otra versión de mí, de cómo me siento, del amor, digamos algo así como “corregida y aumentada” y definitivamente mucho mejor.

Decir “Te Amo” es cuestión de obedecer al corazón y de demostrarlo, se trata de cómo nos sentimos en ese momento con esa persona y mejor decirlo cuando lo sientes a sentirlo y no decirlo jamás pues sé de historias en las que se arrepienten toda su vida por no decir lo que sienten. Al final de cuentas, todos esperamos que la persona a la que amas y le dices “Te Amo” sienta lo mismo por ti ¿o no?

decir te amo

Imagen tomada de Revista Glamour México feb. 2012, año 14 num 168

Este post lo quiero dedicar con mucho cariño a una muy querida amiga mía que nos acaba de anunciar que ella y su esposo están embarazados y  que pronto tendrán un Ángel que iluminará aún más su hogar.

¡Felicidades amigos!

Siempre he creído que un hijo es lo más maravilloso que le puede suceder a un ser humano. Aún no tengo hijos pero siento una alegría enorme cuando sé de algún bebé por nacer de familiares o amigos. Me resulta maravilloso e increíble cómo un pequeño ser, vive y crece dentro del vientre materno y todo lo que pasa con ello. Sobre todo cuando nacen, que siendo tan indefenso –un bebé- depende sólo de su madre para sobrevivir, para alimentarse, para descubrir el mundo.

A propósito del Día Internacional de la Mujer y sin afán de ser sexista, somos las mujeres quienes por alguna razón nuestro cuerpo es apto para traer al mundo otro ser, lo cual nos hace muy especiales.

Les comparto un pensamiento hermoso que alguna vez lo leí y pensé en mi mamá, pues cada madre es el ángel de la guarda de sus hijos. 

 

Cuenta la leyenda que un angelito estaba en el cielo, cuando Dios, lo llamó y le encomendó una misión, con dulce voz le dijo, tendrás que ir a la tierra y nacer como los humanos, serás un pequeño niño y crecerás hasta llegar a ser un hombre.
Espantado el angelito, preguntó, pero Señor, ¿cómo haré para vivir tan pequeño e indefenso, quien me cuidará?
– Entre muchos ángeles escogí uno para ti que te está esperando y te cuidará.
– Pero dime, aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír, eso me basta para ser feliz…
– No te preocupes, tu ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz.
– ¿Cómo entenderé lo que la gente habla si no conozco el idioma de los hombres?
– Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y con cariño te enseñará a hablar.
– ¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo?
– Tu ángel juntará tus manitas y te enseñará a orar y podrás hablarme…
– He oído que en la tierra hay hombres malos, ¿quien me defenderá?
– Tu ángel te defenderá a costa de su propia vida. 
– Pero estaré triste ya que no te veré más.
– Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque yo siempre estaré a tu lado durante todo el tiempo que estés entre los hombres.
El angelito ya empieza a escuchar las voces que venían de la Tierra y atemorizado y con lágrimas en los ojos, dijo…
Dios mío, dime por lo menos el nombre de ese ángel que me cuidará,…
“Su nombre no importa tú, le llamarás MAMÁ”

Fuente:

http://www.reflexionesparaelalma.net/page/reflexiones/id/33/title/Un-Angel-llamado-Mam%C3%A1

Copia de DSC00907

Si te vas, te vas. Si regresas platicamos, pero si te vuelves a ir, te vas para siempre. Una segunda vez es muy complicado. No dejes pasar ciertos detalles por la necesidad de que el otro esté contigo.

Después de San Valentín es común que existan reconciliaciones en aquellas parejas que por alguna razón terminaron, finalmente San Valentín es para eso, para celebrar el amor. No obstante, regresar con tu ex pareja no solamente se trata de amor, es algo que se debe pensar muy seriamente. Si vas a regresar porque extrañas a la persona, porque te sientes solo(a), o porque extrañas esas cosas lindas que hacían juntos, bien vale la pena seguir leyendo y considerar estos 10 puntos antes de hacerlo.

RAZONES A CONSIDERAR ANTES DE REGRESAR CON TU EX

Mario Guerra, psicoterapeuta y tanatólogo señala que el 62% de las parejas que rompen su relación regresan, pero que hay factores que son prescindibles analizar para que la segunda oportunidad no vuelva al fracaso.

  1. Tener bien claro las razones de la ruptura. Esto tiene mucha relación  con el no darnos cuenta de qué es lo que queremos, puesto que por el sentimiento de que extrañas a la otra persona se nos olvida el por qué cortamos o bien no reconocen la responsabilidad de cada parte y si en la segunda oportunidad quieres que las cosas sí funcionen, se debe tener en claro por qué no funcionaron la primera vez y qué es lo que no quieres. Hay patrones de conducta que no se erradican en una persona y son repetitivos. Como dicen por ahí “Lo que pasa una vez, pasa dos.”  Así que ambas partes tienen que saber qué fue lo que ocasionó el rompimiento.
  2. Escucha tu dignidad. En lo personal considero que hay cuestiones que NO SON NEGOCIABLES al estar con esa persona: atentar contra tu dignidad. Si has sufrido maltrato físico, emocional, verbal ocasionado por esa persona, NO HAY RAZÓN PARA REGRESAR. Estas conductas por lo general no cambian, te podrá decir que sí y jurar que va a cambiar, pero si ya pasó una vez no tienes que esperar a una segunda. Una persona violenta será violenta hoy y siempre, a menos que acuda a terapia y pueda controlar su conducta, pero si no, no existe garantía para que lo deje de hacer. ¿Cuántas veces te lo prometió en el pasado y ha sido igual? Una persona que te disminuye en tu autoestima, te hace sentir mal o que te engaña tampoco es buen indicio para una segunda vuelta. ¿Por qué querrías estar con alguien quien quiere estar con otra persona? ¿Por qué estar con alguien que te hace sentir mal? Escucha tu dignidad, pregúntate ¿esto es lo que quiero? ¿Quiero estar en una relación así?
  3. Acaba con el círculo vicioso. No importa los años que hayan tenido de relación, cuando terminas es por algo que yo creo que es irreconciliable o que te das cuenta que esa persona no es lo que tú buscas. Soy escéptica de esas relaciones que terminan y vuelven, terminan y vuelven, y así pasan los años. Evita volver sólo porque se extrañan, pues si sólo regresan por la presencia del otro, sólo vas a tener eso y lo demás va a seguir igual.
  4. Resuelve primero tus necesidades y temores. Si vas a volver con tu ex por necesidades que no tienes resueltas como dinero, casa, mantener “unida” a la familia, la relación se convertirá en codependencia y eso no es sano para nadie. Los bienes materiales no son argumento para regresar con una persona porque al final de cuentas tendrás esos bienes pero vivirás infeliz. Si regresas por los hijos, finalmente ellos harán su vida en un futuro y créanme que los hijos preferimos padres felices aunque separados a padres juntos que vivan siempre peleando. Si tienes un gran miedo o una gran necesidad sin resolver, regresar con tu ex no la va a solucionar. Cuando existe el sentimiento de que “no puedo vivir sin él o ella”, o tienes miedo de estar sola o solo porque crees que no encontrarás otra persona para ti, primero tienes que resolver ese miedo y tu baja autoestima. Mario Guerra dice: No es lo mismo decir “extraño vivir con mi pareja” a decir “no soy nada sin ella o él”. Viviste antes de conocer a esa persona, luego entonces puedes vivir sin ella. Por otra parte, muchas personas suelen justificar lo malo que hace el otro y debido a la baja autoestima no queremos reconocer que no debemos estar con esa persona. Por ejemplo, en las mujeres que piensan aún volver con maltratadores, suelen decir “nunca me pegó, sólo un par de veces me aventó y me tiró al suelo… pero porque estaba muy enojado”, el problema no está en la otra persona, sino en ti mismo por no reconocer que estás mal por depender de esa relación. De igual manera, si te tienes que convertir en alguien más quien no eres para agradarle a esa persona, la relación no va a funcionar, porque cuando quieras ser tú, esa persona te a va a decir “así no te quiero” entonces si la ruptura se ocasiona por algo que haces de una manera, o eres de una forma y la otra persona pretende que seas diferente pues así no funciona; puedes amoldar y flexibilizar ciertos patrones de conducta pero no puedes cambiar para agradar al otro. 
  5. El deseo de volver tiene que ser de ambos. Cierto. En una pareja, falta que uno no quiera para que las cosas no se den. Si tu ex ya te dijo que NO, por favor NO INSISTAS sobre todo si ya tiene una nueva pareja. La voluntad de regresar tiene que ser en mutuo acuerdo, y si no la hay ya no se puede dar marcha atrás. No existe razón lógica para querer estar con una persona que simplemente no quiere estar contigo y que además ya te lo dijo y te lo dejó en claro.
  6. Disposición para invertir en la relación. Si una vez que ya hayas analizados los puntos anteriores y aún así ambos decidieron regresar, se debe hacer un pacto donde las dos partes estén dispuestas en invertir y hacer su mejor esfuerzo para que la relación funcione, es decir, poner “las cartas sobre la mesa”; decir qué no te gusta y que sí y que la otra persona también lo haga. Es un acuerdo donde ambos exponen los “sí” y los “no” de la relación. Ya tuvieron una experiencia previa, entonces se trata de ser claros en lo que no nos gusta para que no se repita y también en estar dispuestos a cumplirlo y a dar. Mario Guerra dice:

    Si quieres regresar sin hacer ningún cambio, no es la mejor opción volver a la relación.

  7.  
  8. El fantasma de la infidelidad. Una infidelidad no es algo fácil de superar pues la persona que en verdad te ama como dice amarte simplemente NO ES INFIEL. No hay reverso a la página. Antes creía que las infidelidades son perdonables o cosas pasajeras pero vivía en un error hasta que me sucedió. Quien te ama no será capaz de traicionarte. Si te pasa lo que a Miranda Hobbes en la película de Sex and the City donde su esposo le es infiel una sola vez porque ella está tan ocupada con su trabajo que no tiene relaciones sexuales y él las busca en otro lado, pero él se muestra sumamente arrepentido y le pide perdón un millón de veces, es algo que creo, se tiene que reconsiderar dependiendo cada quien; pues finalmente para que suceda algo así a tal extremo se debe a que en principio no se habló antes para solucionarlo. Sin embargo, en mi parecer nada es justificación para una infidelidad. Si lo perdonas y vuelve a suceder, no hay razón para continuar con una relación.
  9. Confía pero no demasiado pronto. Dicen que la confianza es algo que se necesita un minuto para perderse y toda una vida para ganarse y es verdad. Cuando perdemos la confianza en el otro es un sentimiento que no se repone rápidamente, pero si la persona demuestra con acciones que está cumpliendo con lo que prometió debemos darle crédito. Por el contrario, alguien quien es incapaz de cumplir promesas pequeñas, tampoco cumplirá promesas grandes. No hay que dejar pasar esos pequeños detalles que después pueden convertirse en rencores o en el cúmulo de las causas que provocaron la ruptura.
  10. El pasado ya pasó. No arrastres cadenas. Si siempre estás con el rencor y recordando lo malo, no hay sentido en regresar sino hasta que no lo superes. Si ya perdonaste por lo que pasó, ya no te debe lastimar. Dice Mario Guerra que “perdonar no es olvidar, perdonar es liberarte de las emociones” es que lo que sucedió ya no te lastime, ya no tener resentimiento por eso. Por eso, antes de regresar hay que hablar con la persona de TODO lo que te lastimó y que la otra parte entienda lo que te lastimó. Y si necesitas una disculpa para superar ese resentimiento, es válido pedirla. Una vez hecha la aclaración, también hay que decir lo que estás dispuesto a hacer.
  11. Poner las nuevas reglas del juego. Si las cosas continúan como antes, van a terminar como antes. La única solución para que esto no suceda es DECIR lo que no nos gusta y lo que estamos dispuestos a hacer para que funcione. Mario Guerra dice: “Expresa tus necesidades y escucha lo que el otro necesita de ti.”

Regresar con tu ex puede ser una nueva oportunidad para darte cuenta si es realmente la persona correcta con quien debes estar, pero primero tienes que tener bien claro qué lo que tú quieres y si después de analizar estos puntos simplemente sientes que la relación no funciona es por una razón: tu lugar no es ahí. No hay que sentirse obligado en estar en una relación que no te está dando lo que necesitas.

La primera vez que me engañaste fue culpa tuya, la segunda es culpa mía por haber creído en ti.

Fuente de información. www.guerramario.com

 

Sí, mañana es Día de San Valentín ,14 de febrero, día de los enamorados y de los amigos y tanto en México como en millones de lugares celebran el Amor: el sentimiento más hermoso que pueden sentir los humanos hacia sus semejantes.

A quienes no les guste San Valentín  (seguramente no leen mi blog ni nada romántico) pensarán que es una fecha comercial y creada por  las empresas dulceras y chocolateras para incrementar sus ventas o  aquellos que no tienen parejas o amigos, les molestará seguramente no poder aprovechar los descuentos en restaurantes y en paquetes “para dos”. Pero a quienes sí nos gusta, tengamos o no pareja, es una fecha más para demostrar nuestros sentimientos a quienes amamos: amigos, pareja, familia, definitivamente un día muy especial y la celebración se extiende en todo el mundo.

Aquí les dejo, cómo lo celebran en algunos países:

 

JAPÓN

El Monte Fuji tiene como guardia una campana a sus pies, es la Campana del Amor, donde los japoneses enamorados se acercan a tocarla mientras dicen el nombre de su pareja para tener un amor para siempre.

 

SUDÁFRICA

Se llama Lupercalia, es mucho más antigua que San Valentín, es un festival para atraer la fertilidad y felicidad. Según la tradición, las mujeres se tienen que poner el nombre de su amado en la manga con un alfiler para traerlo “prendido” (enamorado) todo el año.

 

ESCOCIA

Se organizan fiestas, donde meten todos los nombres de los invitados hombre en un sombrero y de las invitadas mujeres en otro, si se van sacando uno de cada sombrero para hacer “parejas” ficticias y “casarse”.

 

ESTADOS UNIDOS

En Nueva York se escogen 7 afortunadas parejas para que contraigan matrimonio el 14 de febrero en el mirador del piso 80 del Empire State Building, con entrada libra el día de su aniversario.

 

COREA

Contrario a lo que comúnmente se hace de que los hombres regalen a las mujeres chocolates y les declaren su amor, en Corea son las mujeres las que les regalan chocolates a los hombres que les gustan, y después de un mes él tiene que devolverte el gesto si es que le interesas. Me imagino que será emocionante esperar la respuesta.

 

ARGENTINA

Del 1 al 7 de julio es la Semana de la Dulzura en que se intercambia un dulce por un beso. La idea original fue de una marca de chocolates que quería promocionar su producto y fue tan popular que se arraigó en la gente y no importando qué marca de dulces ahora todos cambian dulces por besos.

 

CHINA

En China es como más místico, pues la celebración incluye la leyenda de “La noche de los sietes” que se festeja el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar. Se cuenta que Zhi Nu era un hada y Niu Lang un pastor y se enamoraron, pero por la diferencia de clases los amantes fueron separados y sólo se encontraban en el cielo durante una noche. El día de la celebración –mejor dicho, la noche- las personas que buscan una pareja le rezan a las estrellas de Zhi Nu y Niu Lang para encontrar su “media naranja”.

 

INDIA

Los enamorados prometidos corren alrededor del Taj Mahal y mientras lo hace enuncian el nombre de su amad@ para que Shah Jahan y Mumtaz Mahal los bendigan.

 

ITALIA

En la ciudad de Romeo y Julieta, Verona, se viste de gala y de fiesta, pues la celebración está en todo su apogeo con un mercado que hacen en el forma de corazón en el que se vende todo lo alusivo a San Valentín, sobre todo chocolates. También decoran las calles y las personas arrojan confeti  de corazones desde sus balcones. Se hace también un concurso de las cartas de amor más románticas, las cuales se dejan en la supuesta casa de Julieta y el ganador se lleva un premio.

san valentin verona

Y ustedes, ¿cómo celebran San Valentín en sus países?

LES DESEO UN FELIZ SAN VALENTIN 2012

 

Fuente de Información: Revista Sky View, “El amor en el mundo”, febrero 2012, p. 6

En 2005 escribí un poema de amor y despedida, donde sólo quería una cosa, volver a enamorarme de la manera en que lo hice en aquel tiempo.  ¿Saben qué pasó? Es correcto me volví a enamorar pero de una manera diferente, como nunca he amado en mi vida.

A veces pensamos en que ya nunca más sucederá, que esa relación terminó y que jamás encontraremos alguien más, que esa persona fue “el único amor”,  “la última oportunidad” y que no vendrá nada más ni mejor para nosotros y no hay mayor mentira que eso.

Si termina algo es porque algo mejor está por venir siempre y cuando así lo crean. Sólo hay que pedirlo y se nos concede. Las palaras y el pensamiento son nuestra mejor energía .

¿Algunas vez les han dicho "nadie te amará como yo" justo después de una despedida o de un rompimiento amoroso?, pues no se lo crean siempre habrá alguien que sea la persona correcta. Si no está es porque no debe estar.

Recuerden que siempre escribo sobre lo que sé y lo que he experimentado, por eso les aseguro que si piden lo que quieren en esta vida, llegará. A veces nosotros pensamos que las cosas malas son errores o es por nuestra culpa, pero en realidad es porque así tenía que ser y porque seguramente vendrá algo o alguien que es mejor para nuestra vida.

Quiero iniciar el año invitándolos a pedir, todo lo que quieran, con mucha fe y dando por hecho que su petición está resuelta. A veces no sabes de qué manera se manifiesta pero cada situación que vivimos es por algo: aprender, ser mejores, enamorarnos, ser felices.

Y cuando se les cumpla, no olviden dar gracias, a quien sea o a quienes crean: a la vida, a Dios, a ustedes, como sea, pero hay que ser agradecidos porque tenemos lo que hemos pedido.

 

Hoy yo doy Gracias a Dios porque encontré el amor como siempre lo pedí.

Me gustan mucho las frases y por si se han dado cuenta las he escrito a lo largo de las diferentes entradas y en mi twitter, pero a veces no escribo el autor porque lo olvido, no lo sé o es demasiado largo. Me gustan esos poemas o textos de libros que aunque son breves quieren decir mucho y te hacen reflexionar.  Aquí les dejo las que tratan de AMOR, después iré subiendo otras más.

¿Cuál es su favorita? Compartámoslas.

Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre justo de la vida.
Francisco Luis Hernández

El amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males.
Leonard Cohen.

¿Cómo explicar en términos químicos y físicos un fenómenos biológico tan importante como el primer amor?
Albert Einstein

Un beso es un truco encantador diseñado por la naturaleza para silenciar el habla cuando las palabras sobran.
Ingrid Bergman.

El amor es suspiros y lágrimas… fe y servidumbre… fantasía, pasión, anhelos; adoración, acatamiento y reverencia; pureza, aflicción y obediencia.
William Shakespeare.

El amor es el ala veloz que Dios ha dado al alma para que vuele al cielo.
Miguel Ángel Buonarotti.

Es imposible que nos perdamos el uno al otro. Recorreré los astros durante milenios,  adoptaré todas las formas, todos los lenguajes de la vida, para volver a encontrarte una sola vez.
Johann F. Holderlin

Si me está negado el amor, ¿por qué, entonces, amanece? ¿por qué susurra el viento del sur entre las hojas recién nacidas? Si me está negado el amor, ¿por qué, entonces, la medianoche entristece con nostálgico silencio a las estrellas?
Rabindranath Tagore

Como en la paleta de un artista, hay un solo color que da sentido a la vida y al arte. Es el color del amor.
Marc Chagall

Puede que olvides pero recuerda: alguien en el futuro pensará en nosotros.
Safo.

Estar enamorado es poder ver el rostro de Dios.
Víctor Hugo.

Le pedimos al amor que nos dé un pedazo de vida verdadera, de muerte verdadera. No le pedimos felicidad, ni el reposo, sino un instante de vida plena en la que se fundan los contrarios y vida y muerte, tiempo y eternidad, pacten.
Octavio Paz.

Soñemos con el momento en que el poder del amor reemplace al amor por el poder. La historia de un amor no tiene importancia. Lo que es importante es la capacidad de amar. Es, tal vez, nuestra única posibilidad de conocer la eternidad.
Hellen Hayes.

El amor será el hacha que rompa el hielo de ese mar congelado que anida en nuestro corazón.
Si en tu vida hay amor, eso puede compensar muchas cosas de las que careces. Si no lo tienes, no importa cuánto más haya, no será suficiente.

Ann Landers

Las personas verdaderamente amadas en este mundo son, a los ojos de quienes las aman, lilas que se abren, guirnaldas encendidas en un barco, campanas de la escuela, un paisaje, conversaciones inolvidable, amigos, el domingo de un niño, voces perdidas, un traje favorito, el otoño, todas las estaciones…
Truman Capote

El amor es una promesa, es un recuerdo. Una vez entregado, jamás lo olvides, no permitas que desaparezca.
John Lennon.

El amor no necesita de la lógica para su misión.
Charles Augustus Lindbergh

Sopla, oh viento, hasta donde esté mi amado. Acarícialo y regresa a acariciarme pronto. A través de ti sentiré su mano suave y encontraré su belleza en la luna. Estas cosas son muy valiosas para quien ama. Se puede vivir de ellas y nada más pues él y yo respiramos el mismo aire y el planeta que recorremos es uno solo.
Ramayana.

Río, amo, espero, intento, sufro, necesito, temo, lloro. Y sé que tú haces las mismas cosas también. O sea, no somos tan diferentes, después de todo, tú y yo.
Colin Raye

Este es el milagro que les sucede cada vez a quienes aman de verdad; cuanto más dan, más poseen.
Rainer M. Rilke

Estar enamorado conduce a un estado de perpetua anestesia que lleva a ver un dios griego en el más común de los mortales y una diosa en cualquier muchacha joven.
Henry Louis Mencken

No hay mayor asombro que la magia de ser amado. Es la mano de Dios sobre tu hombro.
Charles Langbridge Morgan

Si supiéramos que nos quedan sólo cinco minutos para decir todo aquello que no se ha dicho, las líneas telefónicas estallarían por la cantidad de gente llamando a sus seres queridos para decirles cuánto los aman.
Christopher Darlington Morley

Hay que mirar las caras más hermosas a la luz de la luna, cuando la mitad se ve con los ojos y la otra mitad, con la imaginación.
Proverbio Persa

Enamorarse consiste, simplemente, en destapar la imaginación y embotellar el sentido común.
Helen Rowland

El amor reina en el campo, en el mar, en los valles. Sobre los hombres de la tierra y los ángeles del cielo. Porque amar es el paraíso y el paraíso es amar.
Sir Walter Scott

La vida nos ha enseñado que el amor no consiste en mirarnos a los ojos sino en mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Saint-Exupéry

Los problemas son parte de tu vida y, si no los compartes, le impides a quien te ama, que te ame lo suficiente.
Dinah Shore.

Una palabra basta para liberarnos de todo el peso y el dolor de la vida. Esa palabra es amor.
Sófocles

El amor es algo como las nubes que estaban en el cielo antes de que saliera el sol. No puedes tocar las nubes pero puedes sentir la lluvia; tampoco puedes tocar al amor pero sientes su bálsamo empapándolo todo.
Annie Sullivan

El amor es una flor en primavera que todo lo perfuma con el aroma de la esperanza.
Gustave Flaubert

Cuando dos personas son una desde lo más profundo de sus corazones, quiebran el hierro y el bronce. Y cuando dos personas se compren desde lo más profundo de sus corazones, sus palabras son dulces e intensas como el perfume de las orquídeas.
I Ching

El amor da sentido a nuestra vida cotidiana, hace que cada día sea especial, colorido y alegre.
Williard Gaylin

Amar es mucho más que un sentimiento arrasador. Es una decisión, es un juicio, es una promesa.
Erich Fromm

Cuando dices “te amo” con todo tu ser, no sólo con la boca o con el intelecto, el mundo se transforma.
Thich Nhat Hanh

El amor es una antorcha que arde en el firmamento y cuyos reflejos se irradian hacia nosotros. Dos mundos se abren, dos vidas se dan en él. Es el amor que nos duplica. Es por el amor que nos acercamos a Dios.
Aimée Martin

Hay muchas clases de amor; hay amores que encienden en la noche, otros que sacuden las emociones y otros aún que serenan el espíritu, pero el amor que honra la vida, ése, es el mejor.
Henry Van Dyke

Desde cada ser humano se eleva una luz que llega en línea recta hasta el cielo. Cuando dos almas están destinadas a encontrarse y estar juntas, sus rayos se elevan unidos en una luz incandescente.
Chantal Bois

Tú existes donde el silencio empieza, donde el alma, donde las avenidas misteriosas, de árboles altos y de sombra extraña…
Eugenio de Nora

Para quien ama no hay caminos largos ni empresas difíciles.
Miguel Ángel Núñez

Cuando digo mujer quiero decir tus ojos, cuando digo amor quiero decir tu voz…
Jorge Vocos Lascano

El amor no tiene razones y la falta de amor tampoco; en el amor, todos son milagros.
Eugene O’Neill

El amor no posee ni es poseído; porque al amor le basta el amor.
Khalil Gibrán

El amor es el emblema de la eternidad. Con el amor desaparece cualquier idea de tiempo y espacio, se esfuma la memoria de un principio, y todo temor a un final.
Madame de Staël

El amor es la llave maestra que abre todos los portones hacia la felicidad.
Oliver Wendell Holmes

Quienes aman no se encuentran finalmente sino que estuvieron siempre el uno en el otro.
Rumi

La vida es demasiado breve y nunca el tiempo es suficiente para alegrar las horas de quienes nos acompañan en el oscuro trayecto. No demores el amor, apúrate con tus palabras de cariño.
Henri Frédéric Amiel

Amo el amor que se reparte en besos, lecho y pan. Amor que puede ser eterno y puede ser fugaz. Amor que quiere libertarse para volver a amar. Amor divinizado que se acerca. Amor divinizado que se va.
Pablo Neruda.

Amar significa tomar un compromiso sin tener garantías, quiere decir entregarse por completo en la esperanza de que ese amor genere amor en la persona amada. El amor es un acto de fe.
Erich Fromm

El primer deber del amor es escuchar.
Paul Tillich

Muero de ti, amor, de amor de ti, de urgencia mía de mi piel de ti, de mi alma de ti y de mi boca y del insoportable que yo soy sin ti.
Jaime Sabines

Hablo del amor al despertar,  hablo del amor cuando sueño, a las flores, a los campos, a las fuentes, a los ecos, al aire, a los vientos,  y si nadie hay quien me escuche, hablo de este amor conmigo mismo.
Wolfang Amadeus Mozart

¿Qué es el amor? Una locura benigna, una amargura sofocante, una dulzura que te consuela.
William Shakespeare

Sin elección, la palabra amor carece de sentido.
Francis A. Schaeffer

Las muchas aguas no pueden extinguir el amor, ni lo ahogarán los ríos.
Cantar de los cantares 8:7

La caricia y el abrazo son nuestra manera de expresar lo que nuestras almas han encontrado.
Miguel Ángel Núñez

El amor no está en el otro, está dentro de nosotros mismos. Nosotros lo despertamos, pero para despertarlo, necesitamos al otro.
Paulo Coelho

Cada uno de nosotros es el producto de aquellas personas que nos han amado.
John Powell

Sé que vivo porque amo. El amor da sentido a mi vida, me hace tener conciencia de mi ser, de mi identidad, de mi existir.
El ideal en el amor es dejar que aquellos a quienes amamos sean absolutamente ellos mismos y no intentar que se amolden a nuestra imagen.
Thomas Merton

Esplendor mío, amor, inicial de mi vida, quiero decirte toda tu belleza, aquí, en medio del mar, cuando voy en tu busca, cuando tan sólo puedo compararte con la hermosura tibia de las olas.
Rafael Alberti

La capacidad de reír junto es el amor.
Françoise Sagan

El amor me  torna audaz y resuelto, amor que puede hallar un camino en donde ninguno existe; de todos los dioses, el único invencible.
Eurípides

Estar enamorado es una sensación de deleite, no sólo con la persona a quien amas sino con todas, con la vida. No temes expresar tu amor y te sientes fuerte, generoso y rebosante de vida.
George Weinberg

Amo amarte así, en viaje, a la deriva del tiempo, sin regreso.
Lydia Alfonso

 

Desde hace diez años (o más) China está de moda y por todos lados. Ahora todos queremos estar en China: grandes empresas, constructoras, fábricas, las olimpiadas, diseñadores, artículos de lujo, turistas y lunamieleros.

En lo particular, me llama mucho la atención conocer el país, comencé un curso de idioma chino para que cuando lo visite –no sé cuando sucederá pero sé que lo haré- pueda comunicarme aunque sea en la manera más básica. Si me preguntan que si es complejo, sí, lo es y mucho. No se encuentra un lugar como China en ningún lado del mundo, en nada, ni en idioma, ni en costumbres, ni es su personalidad, son únicos. Podríamos decir que eso es en general en todas las culturas pero sí habrá algunas que se parezcan en cuanto a región geográfica y tengan más similitudes que diferencias. Por ejemplo, por influencia histórica, los países latinoamericanos comparten cultura entre ellos y por supuesto también con España, así como los europeos que comparten ciertos gustos culturales en gastronomía, modos y costumbres, debido a que algunos países tuvieron influencias de reinos pasados y conquistas. Pero China es China y es tan diferente, que nos resulta todo un mundo por conocer.

Y para cuando llegue el momento de hacerlo, les dejo este post sobre modales en la mesa y qué hacer cuando nos inviten a una comida en un hogar chino o de negocios. Aquí los puntos clave:

  1. Esperar antes de sentarse.
  2. Nunca hay que sentarse en la cabecera de la mesa, a menos que se nos indique.
  3. No comer o tomar comida antes de que una persona mayor de edad o de rango lo haya ya hecho.
  4. Si alguien nos pone una pieza de carne el plato hay que decir “bu yong, bu yong” que significa “no se moleste” (en servirme) pero hay que dejar que nos la sirvan, porque la intención es mostrar cariño e intentar que disfrutemos de la comida.
  5. Si quien está pasando los patos es una persona mayor, hay que darle las gracias en chino “xie  xie”. Así causamos una impresión de modestia y humildad algo considerado como una virtud en China.
  6. A veces una comida puede durar horas, y nos pueden decir “duo chi dian” que significa “sírvete un poco más”. Cuanto más come un invitado el anfitrión se siente más complacido.
  7. Nunca hay que retirar los platos de la mesa a menos que esté claro que todos hayan terminado de comer, de lo contrario, se estaría expresando el deseo de que los demás se vayan.
  8. Los palillos se usan para tomar la comida y llevarla a la boca, nunca hay que pinchar la comida con ellos, como si fuera un tenedor. Y no hay que ponerlos en forma vertical en el bowl del arroz o en ninguna fuente de comida, ya que esta es la manera en que a manera de ritual se le ofrece a los antepasados ya fallecidos.
  9. El licor es una bebida típica en China, se hace a base de arroz fermentado y si no tomamos el anfitrión podría sentirse decepcionado, pero si en un brindis quien lo propone dice “gan bei” significa que podemos tomar todo el contenido de la copa. Si no somos buenos bebederos podemos levantar la copa y decir “yi si yi si” sonriendo, esto quiere decir “sólo un poco” y basta con sólo darle un sorbo. En el brindis, si quien lo propone es una persona mayor de edad o de rango, el borde de nuestra copa esté por debajo del suyo, este es una señal de respeto muy importante.
  10. Si alguien te ofrece té, lo cortés es tomar la taza con las dos manos al beber, y cuando te están sirviendo tomarlo con una mientras se dice gracias.

    comida-china

FUENTE DE INFORMACIÓN

Revista China Hoy "Etiqueta en la Mesa”, Sociedad, enero 2011, p. 67

http://modaleschinos.blogspot.com/

http://www.nihaomadrid.es/cocina-asiatica/diferencias/42/

MIS PALABRAS EN …

Mariposas en la cabeza

La mariposas que revolotean en mi cabeza, son todos los pensamientos que me inundan sobre el amor, la pareja, las relaciones humanas, mi entorno y mis contornos. Las mariposas no solo vuelan, también aterrizan, se posan en flores y es bello contemplarlas, justo así como mis pensamientos.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 219 seguidores más

Follow Mariposas en la cabeza on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: