DB's Blog

Archivo del autor

“Dicen que uno se comienza a curar cuando el primer pensamiento de la mañana deja de ser para él.”

El Tiempo entre Costuras

 

¿Cómo se puede dejar de amar a la persona equivocada? ¿Es posible? ¿Algún día se me quitará este dolor?

Son preguntas que nos hacemos inmediatamente cuando terminamos con alguien a quien amamos y no es la persona que corresponda a nuestros sentimientos. Para estas preguntas, la respuesta es simplemente “sí” aunque al principio no nos parezca.

Dejar de amar es difícil, pero no imposible. Muchas veces pensamos que nunca podremos dejar de amar a esa persona cuando decimos “siempre te amaré”, o que nunca podremos olvidarle. El amor y el olvido son dos cosas diferentes. El amor se transforma, y así como generamos un amor “imaginario” (ya que esa persona no nos correspondió o fue la persona equivocada) de la misma manera ese amor se podrá convertir en otro sentimiento que podemos confundir como recuerdo, como “algo” que sucedió, como una “lección”, pero no como amor. Por su parte, el olvidar a una persona que se amó, -si es que fue un verdadero amor- es algo que nunca sucede, en mi opinión. Su recuerdo permanece, sucedió y ahí se queda en la caja de tu memoria donde archivas los recuerdos. No obstante es muy diferente, cuando estos recuerdos ya no te hacen sentir mal, ya no te hacen llorar, o querer llamarle, o ponerte triste. Recordar es algo que no puedes controlar, lo que sí puedes controlar es cómo te sientes cuando recuerdas a esa persona.

Y aquí viene lo que he comentado anteriormente en otras entradas, como en “El peligro de enamorarse de la persona equivocada”. El “amor” que sentimos por esa persona -equivocada- fue inventado por nuestro propia mente, por nuestras propias ganas de “enamorarnos” de alguien quien no corresponde a lo que buscamos, de alguien quien no nos valora, quien no tiene un sentimiento digno y amoroso hacia nuestra persona. Entonces resulta que en esa fantasía, después de que termina, seguimos recordando cómo nos hacía sentir y nos pone aún más tristes, haciendo un círculo vicioso. Cuando en realidad, lo que tendríamos que hacer es poner en completa racionalidad qué te daba ese “amor” y cómo te hacía en sentir -por lo general mal y triste-  para hacerle consciente a tu mente que así ya no te quieres sentir. Este es el punto de inflexión donde ese “amor” imaginario, se comienza a transformar y pasar de ser una fantasía a la realidad.

La transformación del “amor” imaginario que le tuviste a esa persona que amaste tanto, no sucede de la noche a la mañana, es un proceso que depende mucho del autoconocimiento; está basada en la honestidad contigo mismo, de lo que quieres en realidad en tu vida y también de lo que estás dispuesto a dar o no por “amor”.

Terminar una relación, ya sea con una pareja, un trabajo, una amistad, etc., es un duelo que hay que vivirlo y sentirlo -por un tiempo- mismo que determinamos cada quien según la importancia. No obstante, ese duelo no puede ser permanente, y el dejarlo es cuestión de decisión. Es por ello que estoy muy a favor de que la gente llore una pérdida, es muy válido que se llore por el dolor de haber terminado una relación que amaba tanto, en su fantasía o no, sin embargo, también esa parte merece el tomar una decisión de no más llorar, no más dolor y continuar con la vida, ya que creo que el dolor es finito. Es como una grifo de agua, no puede estar abierto todo el tiempo desperdiciándola porque un día se acabará, alguien tendrá que tomar la decisión de cerrarlo para cortar el agua, y ese alguien eres tú mismo.

Todo duelo tiene un tiempo de caducidad, no puede ser permanente, porque nada en esta vida lo es.

Una vez que tomaste la decisión de terminar tu duelo. Cuando dejas de pensar con la fantasía de ese “amor” hacia la persona equivocada comienza la transformación y con el tiempo te deja de doler.

La transformación de ese “amor” en otro sentimiento, que no es amor, pero que cada quien lo definirá de acuerdo a su experiencia, viene acompañada de un “baño” de verdad. Es ubicar esa fantasía en la realidad del hoy y el ahora; es dejar de pensar en el “si me hubiera querido, si estuviéramos juntos, si me quisiera” a centrarse en que esa persona no te quiere, no está contigo y tal vez nunca lo haga, pero sobretodo en preguntarse a sí mismo:

¿Es eso realmente lo que quiero para mí? 

Esta es la pregunta clave donde comienza la transformación, ya que es un diagnóstico que nos permite descubrir si esa fantasía es realmente lo que queremos en nuestra vida, lo que en realidad queremos, sin autoengaños, sin tejer historias que nunca sucedieron, ni sucederán. Es voltear al pasado y “ver” la verdad de los acontecimientos, de los sentimientos, de las circunstancias. Por ejemplo, si esa persona te maltrataba, te golpeaba, se enojaba contigo sin sentido, es “ver” que en realidad era eso, sin darle excusas de culpabilidad, quitando frases como “me lo merecía”, “es que yo lo provoqué”, es “ver” los hechos como son y como fueron. Un engaño, una traición, un maltrato,  una grosería, son eso y nada más. Es aquí donde viene la pregunta: “¿Es eso realmente lo que quiero para mí?”

Un buen ejercicio para este diagnóstico es escribir los momentos cuando esa persona te hizo sentir triste, con honestidad y sin justificaciones. Y por otro lado los momentos más lindos. Los malos momentos, son cuestiones que obviamente no quieres en tu vida, no obstante esa persona no los va a cambiar, porque ya los hizo y es altamente probable que los vuelva a hacer. Con respecto a los buenos momentos, también fueron episodios de alegría que no cambiarán, pero quedarán ahí como un recuerdo lindo, intacto que te hicieron sentir bien en su tiempo. Tú mismo tienes la decisión de quedarte con la persona que te genera más momentos tristes que alegres, porque aunque pase el tiempo, y esa persona en algún punto de su vida se arrepienta de todo el daño que te hizo, resulta que no cambió del todo.

Por ello, es muy importante trabajar en este proceso de transformación, el cual te permite que el dolor de recordar a la persona -equivocada- que amaste tanto, vaya disminuyendo, tal vez poco a poco, pero sí efectivo. Será muy diferente cuando el recordar ese “amor” esté acompañado con su dosis de verdad y de lo nocivo, a que esté acompañado de la fantasía en que solíamos vivir.

Cuando este proceso avanza, y comienzas a recordar que todo lo que viviste con esa persona equivocada es justamente lo que no quieres para ti, comienzas a cambiar, a elegir y saber realmente lo que sí quieres para ti y sobretodo a darte cuenta que, en caso de que te vuelvas a encontrar a esa persona, y se arrepienta por todo, en realidad no cambió, te das cuenta que tú cambiaste y que lo que ofrece ya no es lo que tú quieres.

Algunas recomendaciones para trabajar en este proceso donde el amor se transforma a otro sentimiento, que no es amor, que no es odio, que no es rencor, es simplemente un recuerdo que te deja de doler, que ya no tiene un sentimiento apasionado. Estos ejemplos, me han funcionado para quitarme el dolor de haberme enamorado de la persona equivocada en su momento, y por eso lo tengo comprobado. Si realmente quieres comenzar a dejar de amar, puedes iniciar realizando lo siguiente:

  1. Cero contacto (no llamadas, no correos, no redes sociales, nada)
  2. Autodiagnóstico de ¿cómo quieres una pareja?
  3. Mantén tu vida más activa
  4. Centra tu universo en ti mismo
  5. Haz nuevos proyectos
  6. Racionaliza las cualidades y defectos de esa persona
  7. Haz una lista de los atributos que tienes y de lo que ofreces como pareja
  8. El pasado atrás quedó
  9. Darle a tiempo que haga su trabajo
  10. Ponerle fecha de caducidad al duelo

Nada dura para siempre, ni el dolor, ni el llanto, ni el sufrimiento. Si tú quieres, encontrarás a un persona ideal para ti, sólo es cuestión que le dejes ver tu sonrisa. Una sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.

Anuncios

Cuando mi maestra de flamenco, Andrea Salcedo nos dijo que La Tati  iba a venir a México yo pensé que era una gran idea para tomarme una foto con ella pero nunca me imaginé que venía a darnos clase y que tendría la oportunidad de verla en vivo con todo su arte para enseñarnos el flamenco de raíz. No lo podría creer. Estuve contando los días y entre más se acercaba el 16 de abril, más me emocionaba.

Imagínense que van a conocer en persona a su mayor ídolo de lo que más les guste, pero que solamente lo han visto en videos de YouTube, fotos o películas, y esta vez que lo tendrían frente a frente les va a enseñar cómo logra la maestría en su arte. 

Es como si para los amantes del futbol, que lo practican y que son fans de Messi, viniera él desde España a enseñarles cómo le pega al balón para anotar esos golazos. Para mí, La Tati es para el flamenco lo que Leonel Messi es para el futbol: un prodigio sin igual.

Francisca Sadornil Ruiz La Tati es bailaora y la maestra de maestras (literal) del flamenco en la actualidad. Tiene más de 45 años bailando de los cuales lleva 33 años dando clases en la mejor escuela de flamenco del mundo: Amor de Dios, de la que también fue pionera para su fundación. Ha bailado con los más grandes del flamenco como Camarón de la Isla –mi cantaor favorito- Tomatito, Manolo Caracol, Gitanillo de Triana, el Capullo de Jerez, Terremoto, Niño Ricardo, Fernanda y Bernarda de Utrera, La Paquera de Jerez, Mario Maya, El Güito, Trini España, Paco de Lucía, Paco Cepero, Cristina Hoyos, Carmen Amaya, Matilde Coral, entre otros. Se ha presentado en los tablaos más importantes, como Torres Bermejas “la catedral del flamenco”, Zambra, El Corral de la Morería, El Duende, Los Canasteros. Ha recorrido prácticamente todo el mundo bailando desde la época dorada del flamenco en los setenta y ochenta. Ha salido en programas de televisión, festivales, cumbres flamencas, bienales, y ha hecho obras de teatro como La Casa de Bernarda Alba que ella misma produjo con su compañía. En 2009 la UNESCO la reconoció como patrimonio cultural español.

En la academia donde tomo clases, mi maestra que fue su alumna en Amor de Dios tiene enmarcada una foto blanco y negro de La Tati en una pose que expresa fuerza con los brazos al frente cobijada por su mantón. Cuando le pregunté a mi maestra cómo debía terminar un paso que me estaba aprendiendo, me enseñó la foto de La Tati y me dijo “así tienes que terminar” ahí la vi por primera vez. Después investigué más de ella en internet y se despertó en mí una gran admiración, se convirtió en mi referente del flamenco, en la mejor bailaora que jamás haya visto, en un ejemplo de cómo se baila el flamenco de verdad. Nunca me imaginé que la conocería en persona y menos que tomaría clases con ella.

La Tati vino a México para impartir un curso en Guadalajara y otro en Mérida y mi maestra la convenció de que también nos diera un curso intensivo durante toda una semana en la Academia Los Zagales, lo cual se lo agradezco enormemente porque sin esa iniciativa esto no hubiera sucedido, ni siquiera esta entrada.

El lunes 16 de abril llegué a la clase cuando la estaban presentando, así que no tuve tiempo para saludarla inicialmente y decirle lo contenta que estaba de conocerle. Honestamente fue difícil poderme concentrar por la emoción. Tenía ganas de llorar pero me contuve. Tenía en frente a La Tati, la legendaria, la grande, la única, la que ha bailado con los más grandes de los grandes y no me iba a poner a llorar. Con la guitarra en vivo y su voz rasposa comenzamos en uno-dos el movimiento de los tacones para armar una pequeña coreografía de tangos. El salón estaba llenísimo, éramos como unas 18 mujeres, pero nos teníamos que hacer espacio para ver los tacones de La Tati.

“¡Levanten los tacones!” nos decía. “Así -golpe, golpe, golpe- que yo tengo 20 ó 40 años más que ustedes y los levanto más”. Era cierto. Cuando La Tati zapatea, en la agilidad de sus pies no existe edad física.

“Silencio”- Nos callaba La Tati al menor ruido o cuchicheo. Una clase es para estar en silencio aprendiendo, pero honestamente tenemos muy mala costumbre de estar hablando siempre. “Primero observa, no lo hagas, sólo viendo primero puedes aprender” Esa era la disciplina de La Tati  y tenía razón “si lo hacéis al mismo tiempo que yo, me imitáis nada más y no comprendéis el paso”. Sólo podía estar con los ojos abiertos y todos mis sentidos puestos en cada movimiento que hacía. Boca cerrada, neuronas atentas, brazos y pies haciendo lo que La Tati decía.

Con su pañuelo en la cabeza y sus ojos claros brillosos nos cantaba por tangos:

Por los palitos, los palitos que le daba,

por los palitos, los palitos que le dio,

por los palitos, los palitos le daba,

que le daba, que le dio…

Continuará en la segunda parte, mientras les dejo unos tangos de La Tati.

Noel y Liam Gallagher pasaron a la historia por hacer de Oasis uno de los grupos más importantes de la música inglesa. Ahora que están separados  y que la banda ya no existe, el mayor de los Gallagher se lanzó como solista con un nuevo disco Noel Gallagher’s High Flying Birds.

En esta gira mundial que está haciendo Noel Gallagher tuvimos la fortuna de que tocara en tierra mexicana el 10 y 11 de abril. La verdad es que fue un gran concierto. El Teatro Metropolitan de la Ciudad de México estaba abarrotado y todos parados cantando desde las 21:30 hrs. It’s Good To Be Free y Mucky Fingers  (ambas de Oasis).

Como ya les comenté, soy un tanto “nueva” en la música de Oasis y de Noel Gallagher y al ser la banda favorita de mi novio, me tuve que poner las “pilas” para aprenderme las canciones y disfrutar al máximo el concierto. Realmente me gustó mucho la música de este británico fanático del Manchester City. Tiene muy buenos músicos, él toca la guitarra excelente y sus letras tienen un aire reflexivo de la vida, de lo cotidiano, de lo que pasa, además de que armónicamente te pone “de buenas” desde la primera nota.

En mi opinión, la música de Noel Gallagher tiene un toque vintage (sin sonar anticuada) que me apetece para acompañarme en un largo viaje por esas interminables rectas de las carreteras de Arizona con un paisaje árido y las montañas cobrizas a lo lejos; manejando un cadillac serie 62 descapotable, usando unos lentes de armazón blanco tipo cateye y un pañuelo atado al cuello.

Para mi fortuna de las 20 canciones del setlist tocó ocho de mis  favoritas, entre ellas: Dream On, Everybody’s on the Run, If I had a Gun, The Death of You and Me, Supersonic, The Importance of Being Idle, Little by Little y Talk Tonight.

Aquí les dejo unos videos del concierto.

 

 

 

La separación de Oasis fue en París en 2009 cuando, después de muchas peleas, Liam intentó agredir a su hermano y éste abandonó el grupo. Oasis dejó de existir por una historia que nos recuerda a Caín y Abel –sin decir quién es quién-.

A principios de 2010, Liam presentó Beady Eye, una segunda parte de Oasis que apenas aportaba algo nuevo a un estilo ya reseco. Evidentemente su hermano Noel sí lo está haciendo mejor.

En entrevista a GQ España de noviembre d 2011 Noel dijo: “High Flying Birds es un colectivo de músicos que ahora me acompaña, pero ni están atados a mí ni yo a ellos”. “Puedo trabajar a mi aire, hacer lo que quiero sin consultar a nadie. No es que vaya a ponerme a hacer experimentos porque no es lo mío, pero puedo grabar mis canciones de la manera que me apetezca, usar otros estilos. En realidad es como empezara de nuevo aunque no empiece desde cero. “

“Oasis hicieron historia, pero prefiero no pensar en eso. No suelo pensar en el pasado y tampoco en el futuro. Intento centrarme en lo que pasará hoy y mañana”.

Lo que más me gustó del concierto fue precisamente que Noel Gallagher tocara canciones de Oasis y de su nuevo disco. Finalmente Oasis aún persiste en él mientras continúa con su carrera de solista.

Fuente de información: Revista GQ España Nº 171, noviembre 2011, p.46

Debo reconocer que este es uno de los temas que más me intriga y en diferentes ocasiones me ha motivado a recurrir a experiencias propias y de terceros para descifrar qué sucede cuando decimos “Te Amo”.

Si alguna vez han sentido eso que no se puede explicar pero que todo mundo lo conoce como amor (de pareja) hacia otra persona, hayan sido correspondidos o no, saben lo difícil que es el tema de decir un “Te Amo” en la relación. Siempre nos quedamos en esa incertidumbre, tanto quien lo dice como quien lo escucha, de saber si hicimos lo correcto o no, pero sobre todo, nos intriga saber qué pasará después, cómo reaccionará la persona a la que se lo dijiste y también las razones que tuviste para decirlo, si el tiempo fue el adecuado o no, o si fue demasiado pronto o el temor a que la otra persona no sienta lo mismo, sobre todo si es la primera vez que en la relación existe un “Te Amo”.

Quiero exponerles las dos versiones, la de las mujeres en general, qué pensamos cuándo decimos “Te Amo”, qué nos motiva a decirlo y todo lo que significa; y por otro lado, la versión de los hombres, cómo se sienten cuándo lo dicen, cuándo lo escuchan, qué están pensando y cómo reaccionan.

Cuando las mujeres decimos “Te Amo”

Es verdad cuando los hombres dicen que las mujeres nos entusiasmamos demasiado rápido -que somos muy intensas- y que a lo mejor cuando decimos “Te Amo” nos anticipamos un poco a la situación y vemos las cosas diferente a ellos.

Cuando las mujeres decimos “Te Amo” lo hacemos de una manera cierta y verdadera PERO no necesariamente significa que ya queremos casarnos, una casa, camioneta, tres hijos y un perro; de hecho, esta idea es la que hace que los hombres huyan porque ellos creen que nosotras queremos eso, y no, no es así. Cuando decimos “Te Amo”, a las mujeres nos gana la emoción, nos sentimos de una manera fascinadas de lo que estamos viviendo en ese momento, de un gesto amable, de cómo nos abraza, de ese charmant que tiene, de esos detalles que nos da, y así soltamos sin más un “Aaaaahhh Te Amo”. Es como el resultado de un ensueño que nos está sucediendo, así como cuando despiertas con una sonrisa por las mañanas, es algo más natural, lo decimos sin pensarlo, lo cual no significa que no lo sintamos sino que lo decimos porque lo sentimos en un mood embelesadas por todo lo lindo que está pasando. No necesariamente pretendemos que el “Te Amo” dure para toda la vida, ni siquiera sabemos bien en qué terminará, pero lo que sí sabemos es que en ese momento nos sentimos como en una nube de algodón rosa: flotando.

¿Qué pasa cuando a nosotras nos dicen “Te Amo”? Nos lo tomamos muy en serio. Es cierto, cuando un hombre nos dice que nos ama, nos quedamos estupefactas y si también lo amamos, brincamos de alegría por todos lados y con las endorfinas a tope. Si la persona que nos lo dijo, no nos interesa, el resto es un millón de posibilidades: entre las que podemos aplicar el “mejor como amigos” –y así él no pierde la esperanza- o nos escabullimos como ellos para evitar cualquier cruce de palabra con la persona o nos aprovechamos (cruelmente) –sí, hay mujeres que lo hacen- de él para que nos lleve, nos compre, nos regale, nos acompañe, etc.

Cuando los hombres dicen “Te Amo”

Cuando escuchamos que un hombre nos dice “Te Amo” nos creemos el cuento completo, creemos que quiere estar con nosotros para toda la vida, que somos la mujer de su vida, que nunca ha amado a nadie más, que nos debe fidelidad absoluta por los siglos de los siglos y que sus ojos sólo verán tu rostro, como los caballos de carrera que sólo miran hacia adelante. Y no necesariamente es así, pues luego nos sorprendemos de por qué fue infiel o hizo algo malo o lo que sea, si nos dijo “Te Amo” ¿nos mintió? No.

Por lo general, los hombres si dicen algo es porque lo están pensando. “Tengo sed, tengo hambre, tengo sueño, estoy cansado, no quiero, se te ve mal, estoy caliente, no quiero ir”, etc. Son frases tan literales, como “El libro es rojo” y se deben entender así.  Si un hombre nos dice “Te amo”  es porque en verdad lo siente, y si no nos lo dice es simplemente porque no lo siente, y bien valdría aprender de ellos eso. Un hombre se piensa mucho en decir “Te amo” créanmelo. Para ellos no es algo fácil que se toma a la ligera, porque cuando lo dicen, ellos mismos saben que su corazón está expuesto y son vulnerables. 

A diferencia  de la mujeres, los hombres se toman su tiempo para decirlo, pero depende de cada uno el significado y la manera en que lo lleve a cabo. Hay hombres que dicen amar PERO su significado de amor, difiere mucho al que estás pensando y ahí está la discrepancia. Las mujeres solemos creer que un “Te Amo” implica muchas cosas y significa lo que estamos pensando o desando y no necesariamente es así. Tal vez él te ama, sí, pero no quiere decir que haga las cosas como tú quieres o que sea de la manera en que te imaginas, sobre todo, si hay evidencia que en los hechos, las cosas que él hace,  pareciera que un “Te amo” es una burla. No lo es. Un hombre dice “Te Amo” en el momento en que lo siente, por el momento mismo, falta saber si su significado confirma con hechos sus sentimientos.

Por otro lado, también hay hombres que jamás lo dicen, por cultura, educación, machismo, traumas o por lo que ustedes quieran, no obstante creo que aunque los hechos hablan más que las palabras, sí es importante decirlo. Si no lo dice, es que no lo siente. Y si lo siente, ¿por qué no lo dice?

¿Qué pasa cuando a un hombre le dicen “Te Amo”? En el peor de los casos -que suele ser lo más recurrente- si a él le dicen “Te Amo” y no está interesado, huye. Por lo mismo que les mencioné párrafos anteriores, pues los hombres piensan que las mujeres cuando lo decimos casi escuchamos “Boda” y “campanas”. En el mejor de los casos, es que él lo toma con tranquilidad y si la relación continúa lo dirá a su tiempo, mientras, lo sigue disfrutando.

El tiempo es un factor determinante para decir “Te Amo”. ¿Cuándo hay que decirlo? No lo sé. En lo personal creo que hay que decirlo cuando lo sintamos. La primera vez que dije “Te Amo”  pensé que lo había dicho demasiado pronto, y me retracté. Pero después me dije: “No te preocupes, estuvo bien y qué bueno”. Qué bueno para mí porque quería decirlo y no me quedé con las ganas, porque lo sentía y quería vivir al máximo. Cosas de la vida, esa relación no prosperó. En lo personal, prefiero ser cautelosa al decir “Te Amo”, para mí son dos palabras que no se dicen a la ligera, o al menos no deberían.

He aprendido que hay que decírselas a las personas que en realidad se las merezcan, y guardarlas cuando sintamos que no.

A lo mejor eso tenemos que aprender de los hombres que son muy cuidadosos al decirlas. He tenido parejas a las que jamás se las dije porque sabía que esas palabras eran demasiado.

Para mí un “Te Amo”  es como si abrieras el cofre de oro del corazón y su contenido lo ofrecieras a esa persona. 

Me sorprende cómo me he sentido ahora al decir “Te Amo” , pues lo siento totalmente diferente a las veces anteriores, aunque sean las mismas palabras. Antes creía que ese “Te Amo” que dije por primera vez, era lo más fuerte que jamás había sentido pero no, porque ahora el “Te Amo”  que le digo a mi novio Sqkzble es lo más fuerte que he sentido. ¿Será a caso que nuestros sentimientos se congelan en el tiempo junto con esa idea que teníamos del amor a esa edad, en ese momento en que dijimos “Te Amo”?

Tal vez sí, pienso que la que yo era en ese tiempo, en esa edad que por primera vez dijo “Te Amo” era la versión que construí y ahora es otra versión de mí, de cómo me siento, del amor, digamos algo así como “corregida y aumentada” y definitivamente mucho mejor.

Decir “Te Amo” es cuestión de obedecer al corazón y de demostrarlo, se trata de cómo nos sentimos en ese momento con esa persona y mejor decirlo cuando lo sientes a sentirlo y no decirlo jamás pues sé de historias en las que se arrepienten toda su vida por no decir lo que sienten. Al final de cuentas, todos esperamos que la persona a la que amas y le dices “Te Amo” sienta lo mismo por ti ¿o no?

decir te amo

Imagen tomada de Revista Glamour México feb. 2012, año 14 num 168

Les dije que estaría de concierto en concierto esta temporada de Spring Festivals 2012 y el miércoles 28 de marzo estuvimos nuevamente en un concierto de Arctic Monkeys. Habían venido a México por primera vez en 2010, pero la organización realmente fue terrible, mal sonido, mal montaje de escenario, mal espacio, mal lugar, pero ellos fueron excelentes como siempre.

Esta vez esperaba verlos con mejor organización y sí, así sucedió en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México. Alex Turner con un look estilo Grease – con mucho copete- que le queda simplemente genial y aunque en lo personal no se me hace un hombre guapo, él es muestra de cómo un buen corte de cabello, te cambia todo, la verdad se ve ahora muy bien.

Vienen promocionando su disco del 2011 Suck it and See, del cual mis favoritas son: Brick by Brick, Don’t Sit Down Cause I’ve moved your Chair y The Hellcat Spangled Shalalala.

Desde hace dos años Arctic Monkeys también fue un “descubrimiento” para mí gracias a mi novio pues después de Oasis, es su banda favorita. 

El concierto fue impresionante, que aunque con poca escenografía pero la buena guitarra de Jamie Cook, la excelente batería de Matt Helders, el super bajo de Nick O’Malley y la voz plena de energía de Alex Turner, 18 mil personas no paramos de cantar y brincar durante 90 minutos.

Es verdad que no hace falta ser un experto para reconocer la buena música, y eso me pasó con Arctic Monkeys la primera vez que los escuché me gustaron, y así es el oído para la música, lo que te gusta, te gusta.

Este es el Setlist que tocaron este único concierto en México de su gira “Suck it and See”. Espero los volvamos a ver pronto.

 

Set list

Don’t Sit Down ‘cause I’ve moved your chair

Teddy Picker

Crying Lighthing

The Hellcat Spangled Shalalala

Library Pictures

Brianstorm

The View From the Afternoon

I Bet you look good on the Dance floor

Brick by Brick

This House is a Circus

Still take you home

Evil Twin

Preety Visitors

If you were there, Beware

When the Sun goes Down

Suck it and See

Do Me a Favor

NR U Mine?

Fourescent Adolescent

505

La temporada de conciertos arrancó para mí con la sorpresa de Luis Miguel que les comenté en mi cumpleaños, aunque los meses principales serán marzo y abril, pues vienen varios conciertos que prometen ser fabulosos: Arctic Monkeys, Foster The People, Kasabian y Noel Gallagher, los cuales he denominado mis Spring Festivals 2012.

Comenzamos con el Vive Latino. Un Festival de música de tres días imparables donde varias bandas se presentan en diferentes escenarios habilitados en el Foro Sol de la Ciudad de México. Aquí hay variedad para todos los gustos musicales: punk, rock, alternativo, reggae, electrónico, hardcore, industrial, entre otros.

Este festival dura tres días: 23, 24 y 25 de marzo y se presentan 27 bandas y no todas son precisamente latinas, pero sí muy alternativas o al menos para mí. Debo confesarles que mi bagaje musical no es muy amplio. Cuando era adolescente mis gustos y conocimientos musicales se limitaban al pop, incluyendo a Paulina Rubio, Onda Vaselina, Shakira, Alejandro Sanz, Kabah, Luis Miguel, Alejandra Guzmán y Ricky Martin. Mi definición de rock&roll eran Los Hermanos Carrión y Enrique Guzmán (rock en español de los 60’s que escuchaba mi mamá) y lo alternativo, punk y electrónico simplemente no existían en mi vocabulario. Admiraba a mis amigas que siempre sabían la canción de moda, en inglés obviamente, y también los pasos de baile del video de Madonna o de Britney Spears, ellas conocían perfectamente quien era Ace of Base, Blur, The Cardigans, Fool Garden, Oasis, No Doubt, The Cranberries, y mientras hablaban de música yo me perdía en mi imaginación pensando por qué esos nombres tan “raros”. Obvio no tengo un disco de ninguna de estas bandas pero si escucho alguna canción a penas la reconozco y la tarareo sin saberme exactamente la letra, por supuesto. Siempre pensé que para ellas era fácil saber de música moderna, pues a diferencia mía, ellas tenían hermanos mayores y las “ilustraban” en sus gustos musicales, no como yo, que siempre que iba con mi mamá en el auto escuchaba “Los Panchos” y sus boleros. –ahh pero siempre me han gustado los boleros y la música romántica-

Ahora, mis descubrimientos musicales ya no se limitan a la música de mi mamá, sino que he podido conocer más gracias a la intervención de mi novio de enseñarme buena y nueva música –al menos “nueva” para mí-. Es cierto que la gente con la que convives tiene cierta influencia sobre ti, pero de eso se trata, de aportar a tu vida nuevas experiencias. Y el Vive Latino fue una de éstas, donde siendo mi primera vez en un concierto masivo de 140 mil personas de todos los códigos postales del país, de todos los hábitos, gustos y costumbres, entendí porqué bandas como Foster The People y Kasabian son tan exitosos.

El Show de Foster The People fue increíble, lleno de energía, sin parar de saltar y sorprendieron realmente cuando cantaron Pumped up Kicks pero con mariachi. Fue muy buen arreglo y a todos nos conmovió que los angelinos tuvieran ese gesto con el público mexicano. Aquí una muestra.

Después siguió el concierto de Kasabian y abrieron con una de mis canciones favoritas Days Are Forgotten, de su último disco Velociraptor, con todo el look rockstar, chamarra negra y lentes oscuros. Con Re-Wired  y Velociraptor también hicieron un gran momento. Me encantó. Lamentablemente el auditorio ya estaba desesperado por ver a la banda mexicana Café Tacvba y estuvieron tarareando su clásico “paparapapa eu eo” en el final de la presentación de los británicos.


MIS PALABRAS EN …

DB

Este blog tiene como mero propósito expresar mi opinión sobre temas que son de mi interés, mismos que van desde la política, la ciencia, los deportes, las artes, la pareja, los sentimientos, hasta las cosas más superficiales como la moda, programas de TV y la astrología. En fin cualquier tema en donde me vea involucrada y que necesite una reflexión sobre el mismo. Trato esta ”necesidad” como algo imprescindible en la vida del ser humano, que siendo un ente social no podemos quedarnos aislados sino que forzosamente interactuamos, no importando las distancias, las soledades, los idiomas, las ideologías, las culturas, las fronteras, no importando si estamos en una isla desértica o en el país más pobre, todo gracias a Internet.

COMENTARIOS DE LECTORES

alejandro en ¿Por qué no debe…
Cristian en ¿Cómo dejar de amar a la perso…
Fi en ¿Por qué no debe…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…

¿QUÉ ESTOY PENSANDO AHORA?

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 214 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: