DB's Blog

Posts Tagged ‘atracción de pareja

No me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando. Oliverio Girondo.

Vuelvo con mi choque cultural con las chicas de Reino Unido, donde me llamó la atención un reportaje en Fabulous Magazine (Britain’s Biggest Weekly Glossy) sobre dos chicas que se dedican al serial dating, que para nosotros es algo así como “salir con muchos y darle rienda suelta sin compromisos”. Leí detenidamente las declaraciones de estas chicas británicas que se sienten orgullosas de que son “solteras, guapas y les encanta la diversión” y como si fuera un diario público, cada una relata su experiencia de tener cuatro hombres a la vez, pero no en el mismo día. Sus hombres saben que ellas salen con más chicos, y según ellos, eso no representa problema en particular. Digamos que algunos hombres también lo hacen o buscan lo mismo: no involucrarse, sólo diversión. Las características son las siguientes:

Hombre 1: Él dice que ella es increíble y me divierto mucho, no tenemos tanto tiempo libre como para algo serio. Él no entiende por qué las mujeres tienen tanto empeño en establecerse con alguien cuando hay muchas personas interesantes por conocer.

Hombre 2: Ni siquiera es su tipo físicamente, es soldado del ejército con un cuerpo increíble igualmente que el sexo. Le gusta que es impredecible y siempre la sorprende, pero no soportaría que en las noticias dijeran su nombre como los soldados fallecidos en combate.

Hombre 3: Es atrevido y dice las cosas sin rodeos. Adora a las mujeres, y eso implica (obviamente) que ella no es la única. Es muy atento y la hace sentirse femenina. Se besan pero aún no han tenido relaciones.

Hombre 4: Es el único con el cual siente una química especial, pero es un chiflado. Es dulce y divertido pero si ella no fuera una serial dater no hubiera salido con él más de dos veces.

En resumen, de los cuatro, no se hace uno. Está bien, la chica sólo quiere diversión y la tiene y cuando se siente sola, ¿qué hace? cuándo ninguno de los cuatro está disponible ¿a quién recurre? Tiene cuatro ¿y de qué le sirve si no hay UNO solo que tenga TODAS las cualidades que ella quiere en un hombre?

En realidad no creo que alguna de ellas se sienta de lo más feliz besando a diferentes hombres que al final de la fiesta les encuentran un gran PERO. La diversión garantizada, sin embargo en cuanto la puerta de la habitación se cierra ¿qué le queda? Nada. Sólo el vacío de ella misma que intenta llenar con halagos y hombres en su boca. Sólo las huellas de un momento divertido que se borran en el lapso en el que el siguiente venga. Sólo el ego (o la venganza) de sentirte como uno de ellos con la libertad de hacer lo mismo que los hombres hacen por igual, un ego que no sirve de mucho cuando no hay quien te diga TE QUIERO con una mirada.

Todos nuestros actos tienen consecuencias, definitivamente. Y si algunas de estas chicas creen que “no pasa nada, sólo me estoy divirtiendo”, es mentira, sí pasa. Los seres humanos no funcionamos en el vacío de no sentir, esa es nuestra gran diferencia con los animales que lo mismo les da reproducirse con una y con otra o con tres más (bueno, a algunos). Si por el momento se sienten bien, porque siempre tener una “lista” de hombres en tu puerta para contrarrestar el aburrimiento es genial, después de la función queda un enorme ¿Y LUEGO? sin nada para llenar.

Creo que más allá de la diversión, las mujeres (y los hombres por igual) antes de compartir la cama con alguien nos debemos preguntar si vale la pena de que esa persona tenga el privilegio de estar a tu lado, no con el sentido de superioridad sino más bien con la reflexión que merece que todo lo que esa persona es, hace, dice, expresa, demuestra es algo de lo que tú quieres. Porque cuando uno tiene ese nivel de intimidad, se conjunta la expresión máxima de la energía entre dos seres, algo extraordinario y mágico sucede cuando se está unido, y algo tan sagrado no se puede ir desperdiciando así por así en el camino. No se trata de algo tan sencillo para que digas “el siguiente”, se trata de dar una  parte ti, una parte sagrada de tu ser, que eres tú mismo. Si la que está enfrente o a tu lado es una persona que lo valora y se lo merece por quién es, por lo que ha hecho por ti y por lo que tú quieres de ella, adelante. Pero si no, pues realmente no tiene mucho sentido hacerlo.

Darnos a una persona tiene un significado que va más allá del encuentro sexual, es pensar que esa persona realmente enriquece tu vida, la hace mejor, la ilumina, te la pasas bien y puedes aprender. Es compartir tiempo de calidad, es saber que esa persona quiere estar contigo también por quién eres, es saber que esa persona hace una aportación especial y que con ella encuentras la vida más hermosa. Hay que ser un poco más celosos con nuestra esencia, con nuestro tiempo, con nuestra energía; hay que fijarse a quién se lo estamos regalando y preguntarnos si vale la pena, porque como el agua del río, nada de eso regresa.

¿Es mejor uno que cuatro? Depende de qué es lo que quieras, lo semejante llama a lo semejante.

escanear001001

Este esquema muestra mi percepción sobre el conocimiento de la persona con la que uno se enamora. Se trata de una pirámide en la cual, conforme se conoce a la persona,  se puede ubicar en cierta etapa o “mundo” –como yo lo llamo- teniendo como punto de partida el Mundo Sensible y como meta final el Mundo etéreo que en realidad no es “posible” por referirse al Amor Divino que va más allá de nuestra capacidad humana para comprenderle. Con forme se avanza en los “mundos”, existen elementos que los complementan como la energía, la cual aumenta conforme los estratos son más pequeños, y la felicidad que es directamente proporcional a la energía. Esta felicidad y energía nos hacen trasladarnos de la “Tierra” hasta el “Cielo”, siendo la parte más alta de éste la que le pertenece al Amor Divino, la eternidad. Entrando a detalle cada elemento, aquí hago su descripción:

 

Los Mundos. Este esquema describe cinco mundos con los cuales tenemos contacto en el momento en que conocemos a una persona. Éstos se encuentran en nuestro “mundo interno” es decir, en nuestra mente a manera de describir las esferas o ámbitos que desarrollamos a lo largo de la relación que mantenemos con esa persona.

  • Mundo Sensible. Es el que se refiere a lo sentimos por esa persona, en el mero plano sensorial. Está regido por nuestros sentidos, y éstos a su vez responden a los estímulos que reciben del exterior, como una palabra, una caricia, un beso, una mirada. Se trata del mundo que captan nuestros sentidos, es por ello que lo único que involucra es el cuerpo, lo físico. Esta parte se puede modificar por las circunstancias. No se trata de que cambies a la persona que te agrada físicamente, sino más bien a lo que me refiero es que puede variar demasiado, ya que no siempre nos atraen las mismas personas, ni tenemos una idea física de la persona que nos gusta, es más, ni siquiera de nosotros mismos. Entonces es un mundo que lo podemos modificar a través de las circunstancias. Es más, muchas veces decimos que nos gustan cierto color de ojos, de cabello o de cuerpo, pero cuando la atracción que percibimos a través de nuestros sentidos, en algunas ocasiones no corresponde a lo que teníamos en mente, por eso digo que puede ser cambiante debido a las circunstancias. En el Mundo Sensible también se encuentra lo material pues esto es captado por nuestros sentidos, y ahí podemos encontrar muchas cosas materiales que nos gusten de la otra persona, o viceversa muchas personas que posean los requisitos físicos (cuerpo y objetos materiales) necesarios para que nos atraigan. El sexo también entra en este mundo, ya que pertenece a la parte sensorial. Cuando hacer el amor está acompañado de otros elementos que encontramos en un mundo superior y que aumentan la energía y la felicidad, el sexo se vuelve un complemento del mundo en que nos ubicamos, pero cuando sólo sentimos, o estamos con esa persona por lo que nos hace sentir sexualmente, sin compartir algo más, el sexo se queda en ese terreno, de lo material. La base es muy amplia, pues habrá muchas pero muchas personas que  nos atraigan en este plano, que nos gusten, pero se trata solamente de atractivo físico, por ejemplo cuando vemos a un chico guapo o a una modelo o a una estrella de Hollywood, es decir tenemos ese estímulo sensorial.
    • Mundo Estético. Para mí la estética se refiere al arte  y el arte es crear. Cuando comienzas a crear ciertos momentos, vínculos, lazos, historias, conocimiento, etc., comienzas a compartir y de esto es lo que se trata este mundo. El número de personas con las que solemos compartir nuestras experiencias es menor a las que nos gustan físicamente, sucede como con los amigos, el número se vuelve cada vez menos. Este plano es realmente hermoso  pues es aquí donde vivimos una etapa de conocimiento y re-conocimiento de la persona que nos atrae sensorialmente. Hay veces que entre las personas que se van conociendo, debido a la gran empatía que establecen en este mundo, lo físico pasa a segundo plano, por eso el Mundo Sensible se encuentra por debajo de éste. Resulta una etapa donde los lazos de amistad con esa persona se refuerzan ya que ambos los van construyendo, los van creando. En este mundo el conocimiento es el elemento clave para compartir risas miradas, es disfrutar de las cosas que a ambos les gusta. Conforme van avanzando en la cercanía hacia el otro mundo, la felicidad y la energía aumentan considerablemente con respecto al mundo inferior.
      • Mundo Intelectual. Tal vez parezca absurdo racionalizar el amor, pero en la experiencia (además este esquema es MI PERCEPCIÓN, lo cual no significa que sea así) la inteligencia importa. Esto es que en este mundo admiras y reconoces al otro como un ser inteligente, y eso te gusta, pues es parte de permitir que hayan podido compartir en el mundo inferior a éste, el estético, momentos tan lindos. La inteligencia, en este esquema, va más allá de saber cálculos trigonométricos y descifrar el genoma, sino que se refiere al nivel de comprensión y empatía que sostenemos cuando compartimos momentos con esa persona. Aquí interviene más la parte intelectual, regida por el cerebro, la que nos manifiesta si esa está en condiciones iguales a nosotros. Realmente suele ser un poco difícil ir más allá en la relación cuando las personas difieren en niveles intelectuales, la comprensión no resulta ser tal cuando ambos cuentan con las mismas aptitudes de comprensión.  No se trata de educación sino de niveles de inteligencia.
          • Mundo Místico. Cuando superamos los tres mundos anteriores, y llegamos a un plano donde la palabra clave es “magia”, es decir algo que no racionamos, que es difícil de comprender, que es parte del conjunto de todas las etapas inferiores ya superadas, es cuando el misticismo del destino nos tenía preparados para esa persona. La experiencia de este plano ya corresponde a palabras superiores. Se está más cerca del Cielo que de la Tierra, pues los sentimientos que tenemos se conjugan en un mismo sueño, ambas personas se encuentran para querer lo mismo de la vida, el mismo camino. Es aquí cuando, sin querer y sin planearlo, el ying encuentra el yang, y la conjunción es mágica, pre-destinada. Cuando se descubre que se tiene la misma cosmovisión, es decir, el sentido de la vida, con la otra persona la conjunción se hace por ende sin necesidad a forzarlo, se da solito, únicamente es encontrarse en que ambos persiguen el mismo sueño. En este plano la conexión entre la pareja es tal, que muchas veces las palabras están de sobra, no hay necesidad de decir “márcame” cuando esa persona te está marcando, parece increíble, pero sucede debido a los niveles tan altos de energía que se manejan. La ecuación 1+1=2 y 2=1 describe perfectamente la relación que se manifiesta en el mundo místico. Se trata de una persona más otra persona que matemáticamente son dos personas, pero que la conexión es tan fuerte que ambas se fusionan a un sólo ente; si se quiere ver una manera todavía más romántica, es lo que sucede en el la fecundación, el amor expreso y lo más sublime que existe cuando dos células se unen para formar un ente, el bebé. La pareja se vuelve a un camino, a un sueño, a una causa y a una meta, convirtiéndose en la felicidad más alta y en la frecuencia energética cercana al amor divino.
            • Mundo etéreo. Creo que existe un plano que está por encima de la dimensión humana, y este es el mundo etéreo el cual considero que es alcanzable pero no para nuestra condición humana, sino para otras formas de energía mucho más poderosas que nosotros mismos. Esta dimensión es la alcanzamos cuando nos transformamos, en entes no humanos, es el plano donde está Dios y su amor inmenso que concibe la creación del todo. En nuestro plano humano, podemos pensarle algo así como es llamado en metafísica, el Cristo interno, la Chispa Divina, nuestro grado de divinidad que no es humano, y que cuando dejamos nuestro cuerpo humano transmuta para pertenecer al mundo etéreo. Algo un poco difícil de comprender por eso está fuera de la pirámide, porque no corresponde a nuestro mundo, sino a ese donde Dios existe y concibe la grandeza de muchos entes. Si queremos pensarle es la dimensión en la que existen conceptos como la eternidad, el infinito, el universo.

Citando a esta bestseller, “los hombres no responden a las palabras, responden a la falta de contacto”, la única disyuntiva que queda latente es ¿dónde está lo que quieres hacer? ¿por qué no hacer las cosas que quieres? ¿por qué no puedes estar con alguien si eso es lo que quieres? Por ejemplo, si quieres estar con él, ¿por qué tienes que esperar a que él te busque? o si quieres hacer alguna cosa con él, ¿por qué tienes que esperar a que él te lo pida? Suena un poco incongruente, ¿no? pero desgraciadamente así funciona con los hombres (o mujeres) que no están aún preparados para mostrarse abiertamente cómo son, para decir lo que sienten y para tener los “pantalones” de tomar las riendas de su vida y de estar con la persona que quieren estar.

Muchas veces las personas, nos pasamos la vida conteniéndonos y no dando lo que en realidad queremos dar, pero sobretodo no diciendo lo que en ese momento sentimos. Sé que hay un protocolo y “principios” al estilo Sherry Argov, pero hay veces que fastidia redundar en ese juego de poder, en ese juego de ver qué tanto puede dar, de ver quién da más por el otro; pero sobretodo ese miedo angustiante de no verse soslayado a la voluntad del otro, de no mostrarse vulnerable, y de no demostrar cuánto te importa el otro, porque cuando lo haces, “abusan” de ti y te “rompen” el corazón. Y al final, ¿qué queda? se pasa la oportunidad de decir lo que queríamos decir, de haber estado con quien queríamos estar y de haber hecho lo que queríamos hacer, simplemente por ese miedo y ese juego de poder.

Con los hombres pasa muy seguido, han sido educados para no mostrarse vulnerables, para ser “rudos” y no llorar y no demostrar sus sentimientos; inclusive, hay algunos que se “casan” con su idea de que son insensibles y egoístas. Pero esto no es verdad, todos sentimos y tenemos la capacidad de amar, el problema es que muchas veces no lo queremos demostrar para no vernos “débiles” ante los demás.

Cuando un hombre no es lo suficientemente claro con una mujer y da señales érroneas o te pide que le hagas “favores” cuando en verdad te está utilizando, es mejor alejarse. Los hombres buscan mujeres que tengan dignidad y que se respeten a sí mismas, igual lo hacemos nosotras, pues no nos gusta alguien que siempre esté disponible las 24 horas de día y que atienda a nuestros deseos comos si fuéramos los amos de la lámpara maravillosa pero que no te busca para complacerte a tí de vez en vez. Como dice el dicho “al buen entendedor pocas palabras” y por eso hay que alejarse cuando no exista una respuesta por parte de la otra persona, para que así se aprecie quién es o se tenga en cuenta que no se necesita.

¿Para qué estar en un lugar donde no te quieren o donde no te tratan como mereces? No lo necesitas, por mucho que se quiera a la otra persona si ésta no muestra respeto por ti y te valora por quien eres, definitivamente no vale la pena estar ahí, y es mejor alejarte sin dramas, sin advertencias, sin nada. Bien es cierto que muchas veces los hombres dan señales equivocadas, como cuando quieren verte y no te dicen cuando, pero debemos utilizar esas señales para ver como reaccionan, ya que ellos hacen lo mismo. No pasa lo mismo con todos los hombres, hay quienes aceptan sus sentimientos y tienen el valor de expresarlos, pero con aquellos que no, bien valdrá la pena “pagarle con la misma moneda”: Si no llama, no lo llames. ¿Y que pasará? si le interesas te llamará, si no, ¡bravo! ya tuviste la respuesta que querías, no le interesas y olvídalo. CUALQUIER PERSONA QUE LE INTERESES HARÁ LO QUE SEA (EN VERDAD, LO QUE SEA) POR ESTAR CONTIGO, no hay más, así sea el más tímido, el más insensible, el menos romántico, el más pobre, el más ocupado, etc., simplemente lo hará.

Me han roto el corazón muchas veces y he querido mucho y también me han querido mucho, pero cada persona aparece en nuestra vida para aprender, y tenemos siempre que verlo como una oportunidad para definir qué es lo que queremos en nuestra vida y que no, para de una vez por todas desecharlo. He aprendido que la gente no cambia, sólo se transforma y que también es muy egoísta por una parte pretender que el otro haga siempre lo que uno quiera o que se comporte de una manera o que sea alguien que no es. Por eso hay que aceptar a las personas como son sin pretender que cambien, hay que dejar que el otro dé lo que quiera dar, esté dónde quiera estar y haga lo que quiera hacer porque así observamos quién es.

El amor es imprescindible en nuestras vidas y mientras tengamos amor a nosotros mismos y estemos bien con nosotros mismos, no necesitamos desperdiciar nuestra energía en alguien que no lo aprecie.


MIS PALABRAS EN …

DB

Este blog tiene como mero propósito expresar mi opinión sobre temas que son de mi interés, mismos que van desde la política, la ciencia, los deportes, las artes, la pareja, los sentimientos, hasta las cosas más superficiales como la moda, programas de TV y la astrología. En fin cualquier tema en donde me vea involucrada y que necesite una reflexión sobre el mismo. Trato esta ”necesidad” como algo imprescindible en la vida del ser humano, que siendo un ente social no podemos quedarnos aislados sino que forzosamente interactuamos, no importando las distancias, las soledades, los idiomas, las ideologías, las culturas, las fronteras, no importando si estamos en una isla desértica o en el país más pobre, todo gracias a Internet.

COMENTARIOS DE LECTORES

Cristian en ¿Cómo dejar de amar a la perso…
Fi en ¿Por qué no debe…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…
Lizbet La Rosa en Principios de atracción de She…

¿QUÉ ESTOY PENSANDO AHORA?

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 214 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: