DB's Blog

Posts Tagged ‘Pensamiento

En vasco significa “Te Quiero Mucho” y es la frase principal de la película “Regresa”, una comedia romántica, linda y soñadora. Por eso la tenía que ver.

Sin embargo, el mensaje principal es ¿qué se hace por amor? ¿hasta qué instancias recurrimos para que la persona amada no nos olvide? ¿por qué con el trato cotidiano se va “perdiendo” la emoción del enamoramiento cuando ello era lo más maravilloso en el inicio de la relación?

El amor todo lo perdona, menos la indiferencia. Por eso bien dicen que “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”. Cuando las personas siempre están ahí, nos resulta fácil olvidarlas, pero cuando no lo están, queremos que vuelvan desesperadamente.

Todo se hace por amor: una locura, una mentira, un reto, un viaje a un castillo en un reino desaparecido, un trato soberano, un lenguaje que se desarrolla más allá de las palabras, mismo que se transmite con las miradas, lo inimaginable, lo perdurable, lo inmaduro y lo malsano.

El verdadero amor no olvida. Siempre mantiene viva la imagen de una sonrisa y su anhelo de volverla a ver como cuando en otros tiempos estuvo para uno.

El amor devela nuestra vida pasada de Princesas y Príncipes, cuando mostramos lo mejor de nosotros mismos por nosotros, por la otra persona, por el amor en sí.

Sigue siendo el sentimiento más infinito, pues a pesar de otras vidas, dos almas que se amaron, se rencuentran en un nuevo camino, para volverse a amar.

Dicen que nos creamos con almas de dos en dos y que cuando somos concebidos, en algún momento, una de éstas se desprende para encontrarla en el transcurso de nuestra vida. Los ángeles con su luz nos ayudan para que en el momento preciso, no importando que sean polos opuestos, se atraigan, se re-conozcan, y se conviertan otra vez en uno para poderse separar y re-encontrarse en otra vida más adelante.

Hoy a mi otra parte de alma que re-conozco que existe, le digo:

ASKO MAITE ZAITUT

Hace aproximadamente 8 años escribí un cuento acerca de una niña mexicana que se mudó a Paris por el trabajo de su papá, donde describía la experiencia de añorar la tierra, la patria. El título del cuento es “Como México no hay dos”.
Nunca me imaginé que me pudiera ver relejada en ese mismo cuento, es como si hubiese escrito el futuro, mi futuro. Obviamente yo no estoy aquí en París por las mismas cuestiones que la niña de mi cuento, pero de igual manera estoy en Paris, estudiando, viviendo la misma experiencia de extrañar a mi país, a México, y decir “como México no hay dos”.

Estar tan lejos de México es lo mejor que me ha pasado para sentirme tan cerca de mis raíces, de mi patria, para valorar el maravilloso y extraordinario país que tengo, que tenemos, para recuperar el orgullo de ser mexicana; digo recuperar porque a veces lo perdemos, lo olvidamos, lo descuidamos en cada acción despreciable que hacemos a y en nuestro país, como tirar basura, no respetar las leyes, no ayudar a tu paisano, ya que sólo nos sentimos mexicanos cuando vemos una partido de futbol de la selección nacional o en las fiestas patrias, como hoy.

Desde el momento en que pisé suelo europeo, se engendró en mi conciencia de que estoy muy lejos de mi país, de mis costumbres, de su comida, de mis familia, de todo. Pero no con ello, inició la conciencia de valorarlo y de quererlo, de decir je suis Mexicain, yo soy mexicana, porque en cada acción que realizo día a día aquí, en Paris tengo la conciencia y la responsabilidad de representar a cada uno de los más de 100 millones de mexicanos del otro lado del Atlántico, de ser embajadora de mi país, de que cada palabra que enuncio hago presente mi cultura, mis costumbres, mi país.

Celebrar hoy el Inicio de la Lucha de Independencia no es tan sólo continuar la tradición del Grito del 15 de septiembre y la Noche Mexicana cuando (según la historia) el cura Hidalgo hizo sonar la campana de Valladolid para anunciar el levantamiento del pueblo del la Nueva España por su libertad, sino es también celebrar mi Independencia de estar aquì, sola, en un país con una cultura tan distinta a la mía, con otras costumbres, con otro idioma, por la misma libertad de elegir, de decidir lo que quiero en mi vida.

Hoy celebro por México, que es mi Gran país y celebro por mi independencia en otro gran país como Francia, donde me siento muy orgullosa de ser mexicana, de ser representante de mi país, de mi familia, de mis costumbres, y de mí misma por iniciar este gran sueño.

 

Paris 2005

A punto de ir a celebrar

A punto de ir a celebrar

LOS SENTIMIENTOS Y LA LIBERTAD

 

Resulta inevitable condicionar los sentimientos como se hace con la libertad.
Los sentimientos son lo más libre que existe, no se pueden detener por más que uno quiera,
no obedecen razones,
no se les puede atar con una correa como a un perro y tirar de ella y detenerlos; no los detiene una muralla,
ni la distancia, ni el contacto frío del hielo.

La libertad, en cambio, puede llegar a condicionarse o a otorgarse.
Si bien la libertad espiritual no goza de esas facultades, es porque precisamente los sentimientos nacen de ésta.
Cuando se es libre, los sentimientos también lo son;
fluyen debajo de las partículas y se expanden a lo largo del universo, que es un momento.

La libertad es una decisión, los sentimientos no,
pues no obedecen al libre albedrío, emanan,
se difunden, se proyectan, se sienten simplemente.
Aunque se les quiera evitar,
aunque se les pretenda no involucrar,
ellos aparecen incisivos, penetrantes, sin condiciones;
por eso son lo más libre de lo más libre,
ni siquiera obedecen al instinto, aparecen por encima de las voluntades, de nosotros mismos.

Por eso es inevitable no sentir, todo se siente,
todos sentimos, todo involucra a los sentimientos.
La libertad queda, inclusive, supeditada, a ellos,
la transforman, la inhiben.

Mejor es no luchar contra corriente, no detenerles, no contenerles,
sino dejarles libres tal como nacieron,
que lleguen hasta donde tengan que llegar,
que fluyan, que se revuelquen y nos aten…
y nos absorban… y nos conduzcan…

Etiquetas:

EL MIEDO AL AMOR

El miedo al amor es una de las ideas más estúpidas del mundo,

pero también una de las más sensatas.

No es que se tenga miedo al amor, éste es maravilloso,

a lo que se tiene miedo es al después, al vacío perpetuo que deja,

al odio que causa, a la frustración y a la desolación,

a que te arrebata el alma, la vida y la memoria, y que después ya no queda nada.

El miedo al amor es tan válido como cambiar de canal a la TV,

pero es una de esas elecciones que castiga, porque juega con el hubiera.

Los cobardes al amor se niegan a sí mismos, reprimen su felicidad futura.

Olvidan que la felicidad es una mariposa que de pronto llega sin darnos cuenta

y que está ahí sólo para nosotros en ese justo momento.

Los cobardes al amor, además de ser cobardes, son ciegos y

jamás quieren ver la mariposa.

¡Y qué importa sufrir el duelo por esos momentos de felicidad irrepetibles!

De todas maneras el hubiera nos atormentará eternamente.

Los cobardes al amor son presos de su propio miedo.

El miedo al amor está justificado pero es peor que el amor mismo.

 

2006

Etiquetas:

MIS PALABRAS EN …

DB

Este blog tiene como mero propósito expresar mi opinión sobre temas que son de mi interés, mismos que van desde la política, la ciencia, los deportes, las artes, la pareja, los sentimientos, hasta las cosas más superficiales como la moda, programas de TV y la astrología. En fin cualquier tema en donde me vea involucrada y que necesite una reflexión sobre el mismo. Trato esta ”necesidad” como algo imprescindible en la vida del ser humano, que siendo un ente social no podemos quedarnos aislados sino que forzosamente interactuamos, no importando las distancias, las soledades, los idiomas, las ideologías, las culturas, las fronteras, no importando si estamos en una isla desértica o en el país más pobre, todo gracias a Internet.

COMENTARIOS DE LECTORES

Cristian en ¿Cómo dejar de amar a la perso…
Fi en ¿Por qué no debe…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…
Lizbet La Rosa en Principios de atracción de She…

¿QUÉ ESTOY PENSANDO AHORA?

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 214 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: