DB's Blog

Posts Tagged ‘Rara Avis

Rara Avis

Posted on: octubre 19, 2009

Uno está enamorado cuando

se da cuenta de que la otra persona es ÚNICA.

<Jorge Luis Borges>

 

CHIRI —Me dijiste: “Yo me enamoro para siempre de una mujer de la que, después de cuatro meses de haberla conocido, descubro que sabe tocar la guitarra”.

HERNAN —Y es la puta verdad. Eso es mucho mejor que tetas grandes. Eso es belleza. ¿Sabes qué hay en una chica que después de un tiempo agarra una guitarra y se pone a tocar? Mucho más que eso. Eso hay. Hay la posibilidad de no aburrirte de ella nunca. La posibilidad de que alimente la relación con misterios no revelados. Y piensas: “Si después de cuatro meses no me había dicho que tocaba un instrumento, ¡la cantidad de otras cosas que habrá para descubrir!” La cantidad de Italparks con fichas gratis que va a haber. Y el otro extremo es la Cicciolina, porque lo primero que les muestra a los hombres es el pezón. Con esas mujeres está todo mal.

CHIRI —Es una cosa sabida que te sientes mucho más cómodo relacionándote con mujeres que con hombres. ¿Pero por qué crees que cuando te gusta una mujer, siempre te va a gustar una que se siente mucho más cómoda con hombres que con mujeres?

HERNAN —¡Eso es espectacular! Es algo que siempre había sabido, pero nunca se me había ocurrido un buen juego de palabras con esa desgracia. Eso que dijiste recién es realmente espectacular. Incluso odiaría que terminara siendo lo más inteligente de este libro.

CHIRI —Lo más probable.

HERNAN —Pero es verdad: si algo no me gusta de una mujer, es que tenga tópicos de mujeres, y esos tópicos los adquieren cuando están todas juntas. A las mujeres que hacen mucho pijama party cuando son chicas, y muchas cenas de mujeres solas cuando son más grandes, se les atrofia la cabeza. No me gustan lo que piensan del mundo las mujeres juntas, ni lo que pretenden pensar sobre el amor.

Por eso siempre te gustan las otras. Y te enteras al toque que les encanta estar con hombres… Te enteras, por lo general, demasiado rápido, sin que ellas te lo digan. Y ahí es donde decís: “¡Puta madre, salgan todos ustedes de ese placard!” A las otras las descubres por completo a los siete minutos. Lo primero que te dicen es que estudian guitarra. Y ya no te dejan nada más por conocer.

CHIRI —Esta clase de mujer de la que hablamos, es la que en tu Catálogo Definitivo de Mujeres denominas Belleza Parcial, ¿no? ¿O son Rara Avis?

HERNAN —Sí, es verdad, son bellezas parciales. No son Rara Avis, que es el punto máximo al que puede llegar una mujer… Éstas de las que hablamos son bellezas parciales.

CHIRI —Porque las Rara Avis son todo esto, pero no desde ninguna entrelínea, en ellas todo es obvio. Incluso es obvia la personalidad, que es serena, es agradable…

HERNAN —No. La personalidad de una Rara Avis es arrolladora (y eso a veces no es ni sereno ni agradable). En ellas prima la personalidad sobre cualquier otra cosa. Es muy claro lo que dice el Catálogo sobre las Rara Avis

CHIRI —¿Qué dice?

HERNAN —Que “la especie Rara Avis no centra su potencial de arrolladora belleza de cuerpo y espíritu en los parámetros con que se suelen medir estas dotes”. Y no siempre la Rara Avis va a ser la mujer que más te guste. Porque muchas veces, de la mujer que más te gusta, lo que más te gusta es moldearle la personalidad.

Por eso nos gustan las bellezas parciales. Porque hay una manía muy Toto les héros, la película belga: armarte la mina ideal, como hizo el personaje. Agarró a una mujer parecida a la que amaba y la moldeó para que fuera idéntica. Ahí lo que tienes es una belleza parcial mejorada, llevada sutilmente a que complemente tu personalidad. Y en ese caso, la mujer ideal es la que se sabe adaptar a eso para siempre.

CHIRI —¿Te parece?

HERNAN —Sí, es la única posibilidad de ideal particular. Una Rara Avis (el ideal general, el Ideal con mayúsculas), nunca va a ser tu ideal propio. La Rara Avis es mejor, pero hay que bancarse esa inquebrantabilidad.

CHIRI —Acá disiento con vos, porque yo sé que a vos te gusta la mujer apasionada. Y una mujer adaptable no es nunca una mujer apasionada. Porque lo cierto es que a vos te encantaría que esa rostisera que le está haciendo el aguante al padre un sábado a la noche, y que está atendiendo con tanta simpatía a la gente, sea una ajedrecista que juega torneos nacionales.

HERNAN —Sí, eso es verdad. Me muero de amor si la rostisera es ajedrecista.

CHIRI —Y saber que está ganando torneos, que se pone mucho las pilas, que estudia, y que va a seminarios… Y que los sábados a la noche le hace el aguante al padre en la rotisería…

HERNAN —En ese caso yo, aunque esté sin trabajo, ahorro toda la semana para comprarle medio pollo con papas fritas los sábados. Como pollo una vez a la semana con tal de verla, de admirarla. Es un problemón, porque después nunca le digo nada. Ese es el otro asunto, que me taro. Una mujer así es algo demasiado bueno. Una chica que no te dice nada de lo que hace, y tienes que enterarte por el Clarín, porque aparece en la página que escribe Najdorf…

CHIRI —…Y que en ningún momento, en la rotisería, te está diciendo “uy, la concha, dentro de un rato tengo que encerrarme a estudiar ajedrez”. Sino que te atiende con buena onda, modosita…

HERNAN —¿Ves? Eso es una Rara Avis

http://orsai.es/2007/11/de_mujeres_y_de_fobias.php

 

Espléndida la conversación entre dos amigos (HERNÁN y CHIRI) sobre las mujeres que son únicas, que son diferentes. ¿Qué es lo que hacen ciertas mujeres que las hace ver diferentes ante los ojos de determinado hombre? Simplemente tienen una vida propia y su felicidad no depende de un hombre sino de ella misma.

Una Rara Avis rompe con los patrones que como chicas nos han inculcado: tiene su propia vida y la maneja, es independiente, lucha por sus sueños y defiende lo que piensa sin importar lo que digan los demás. Es fuerte pero también es tierna, es idealista pero se mantiene tolerante cuando las cosas no son como ella quisiera. Analiza sus actos absurdos y se enfrenta a la verdad, es buena amiga y le tienen confianza. La Rara Avis hace lo que más le gusta; no se mantiene estática, es dinámica, activa y siempre sorprende. Se le caracteriza por su bella sonrisa y sus ganas impetuosas de vivir y aprender.

La magia de una Rara Avis cautiva, es encantadora, y no tiene que hacer malabares para llamar la atención de un hombre. Probablemente no tiene un cuerpazo ni una cara de ángel pero tiene ese aire delicioso que impregna de misterio por dondequiera que pasa. Es femenina y le gusta verse linda para ella misma, no para los demás. Mantiene su estabilidad emocional, y aunque tal vez llore muchas veces, no permite que la vean sufrir.

¿Por qué los hombres prefieren una Rara Avis a una Belleza Parcial?

En la inquietud que se tiene por ser diferente, todos buscamos personas ÚNICAS  -o al menos eso parece cuando queremos a alguien- simplemente por el hecho de mostrarnos diferentes también nosotros mismos. Siendo la especie de mayor población del planeta, en la supervivencia cotidiana buscamos ser diferentes mediante la ropa, las preferencias de música, estilos de vida, hasta en el cine (con eso de las salas VIP), pues nos otorga cierta “exclusividad” cuando nos distinguimos de esa manera de los demás. Con las mujeres pasa algo similar, y sin afán de pretensión, en el común denominador, hay mujeres que continúan comportándose de la manera en que los patrones sociales reproducidos por los medios masivos les ha dicho que se comporten, lo cual refuerza los estereotipos y actitudes misóginas provocando que se vuelvan predecibles. Y alguien que esté de caza en la estepa sudafricana no quisiera una presa que sea totalmente predecible y fácil de cazar, si no ¿qué sería lo emocionante de ir de cacería? 

Hace poco vi un programa tipo reality donde varias mujeres disputan el amor de un actor mexicano. Mujeres muy guapas que se prestan a hacer una serie de absurdas “pruebas” para conquistar el corazón del caballero que aprueba o no la conducta de cada una. Me hace pensar que el mensaje que se le está dando a las chicas es muy erróneo. Tal parece que para que se gane a un hombre, ella tiene que hacer hasta lo inhumanamente posible en “hazañas” asquerosas llenas de lodo que disminuyen su dignidad, andar por la vida con muy poca ropa (obvio) y tener una falsa actitud de “niña buena”. Pero bueno, eso es un programa y tiene el mero objetivo de entretener, pues ya lo dijo el dueño de la televisora que su programación no tiene un afán educativo para eso está la SEP.

En la vida real, lo que compran niñas normales son las revistas “teen” de esas que encuentras en las estéticas todas hojeadas y que siempre están disponibles en las cajas de los autoservicios, propagan el estereotipo de las Bellezas Parciales en millares; sus titulares dicen: “Cómo hacer que tu chico se vuelva loco en la cama”… “Sorpréndele con una cena especial este 14 de febrero”… “Los 10 pasos para saber si él está loco por ti”… “¿Sabes cómo satisfacer a tu chico? las 5 técnicas que no fallan”… “Sexo de verano: ¿es para ti?” … “5 trucos de maquillaje para verte hermosa”… Nuevamente exaltan que una mujer lo que necesita para tener un hombre a su lado es ser bonita, que sepa mover el trasero en la cama y que sea cocinera. ¿Y? ¿y después de eso qué? Los hombres se consiguen a alguien que piense por sí misma. Es aquí donde buscan una Rara Avis. Luego las de Belleza Parcial se preguntan por qué no tienen a alguien quien las ame, si es hermosa, sabe cocinar y se compró un babydoll de corazoncitos.

Este tipo de mujeres, las de Belleza Parcial, se vuelven predecibles, sosas, sin vida propia, tratando de agradar a un hombre, no viviendo sin ningún propósito más que vivir por él.  Suelen estarle llamando a todas horas, mandándole mensajitos de TE AMO, NO PUEDO VIVIR SIN TI haciéndole cartitas y un sin fin de cursilerías que el hombre –si las aprecia- también lo presionan porque no puede creer no tenga “algo mejor qué hacer”. Y luego preguntan al hombre: “¿por qué no me quieres después de TODO lo que he hecho por ti?” la respuesta interior de él es: “yo no te pedí que lo hicieras, lo hiciste porque quisiste, nadie te lo pidió”… Y después viene la tragedia, acompañada del drama intempestivo que agota toda una caja de pañuelos faciales decorados de Hello Kitty.

“Las mujeres suelen complicarlo todo”  Esto me lo dijo ayer un amigo. Y sí tiene razón, aunque habrá algunas que lo hagan de una peor manera que otras que prefieren tomar las cosas con más calma y ahí está la Rara Avis, la diferente.

En mi adolescencia, siempre me coloqué entre una disyuntiva de saber qué era lo más importante si aprender a “hablar” o aprender a “caminar”. Estos verbos yo los relacionaba con la intelectualidad (hablar) y la banalidad de las modas juveniles y los estereotipos de belleza (caminar), tal vez porque no tuve suerte con los chicos, pero siempre me refugié en lo primero, construyendo un estilo de vida que me gusta alimentar, defendiendo mis ideas, destacando del “montón”. Me sigue funcionando ahora que soy joven, pues las chicas que en ese tiempo se preocuparon más por aprender a “caminar” ya tienen hijos, no terminaron la universidad, si tuvieron suerte, se casaron y las que no, buscan la vida como pueden. No significa que esté mal, pero claramente sabía que mi camino no era por ahí. Cada quien.

El encanto de ser una Rara Avis se basa en tener tu propia vida y ser feliz sin necesidad de agradar a alguien más. Cuando un hombre te encuentra así, simplemente dirá que eres ÚNICA.

En la película Closer  cuando el apuesto Jude Law es cuestionado por qué está interesado en la periodista (Julia Roberts), él contesta: “Porque no me necesita”.

 

 

Anuncios

MIS PALABRAS EN …

DB

Este blog tiene como mero propósito expresar mi opinión sobre temas que son de mi interés, mismos que van desde la política, la ciencia, los deportes, las artes, la pareja, los sentimientos, hasta las cosas más superficiales como la moda, programas de TV y la astrología. En fin cualquier tema en donde me vea involucrada y que necesite una reflexión sobre el mismo. Trato esta ”necesidad” como algo imprescindible en la vida del ser humano, que siendo un ente social no podemos quedarnos aislados sino que forzosamente interactuamos, no importando las distancias, las soledades, los idiomas, las ideologías, las culturas, las fronteras, no importando si estamos en una isla desértica o en el país más pobre, todo gracias a Internet.

COMENTARIOS DE LECTORES

alejandro en ¿Por qué no debe…
Cristian en ¿Cómo dejar de amar a la perso…
Fi en ¿Por qué no debe…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…
bethzorely rodriguez en Qué sucede cuando decim…

¿QUÉ ESTOY PENSANDO AHORA?

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 214 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: